LA CAIXA 728x180

Comienza la época de alto riesgo de incendios en Castilla-La Mancha

Entre el 1 de junio y el 30 de septiembre se prohíbe hacer fuego en el monte

0
3407

Desde este miércoles 1 de junio y hasta el próximo 30 de septiembre (periodo que puede ser modificado si las condiciones meteorológicas son adversas) se desarrolla la época de riesgo alto de incendios en Castilla-La Mancha, que conlleva medidas como la prohibición de hacer fuego y barbacoas en el monte, hacer trabajos de mantenimiento de carreteras y utilizar cosechadoras en las horas centrales del día.

Consejos de los Agentes Medioambientales

La Asociación de Agentes Medioambientales de Castilla-La Mancha (APAM CLM) ha elaborado un decálogo de consejos para concienciar a la población sobre la importancia de prevenir los incendios forestales.

APAM Castilla-La Mancha advierte de la situación actual de la región, con campo y montes en un estado de avanzada sequedad y hierba y pastos prácticamente secos. Además, los árboles ya no cuentan con altos valores de humedad, la leña y los restos de cortas que se encuentran en el monte también se muestran muy secos.

En el decálogo señalan que esta serie de circunstancias, añadidas a la época de cosecha de cereales y girasol, y a que es la época del año en la que más ciudadanos disfrutan de la naturaleza hacen que sea el momento de extremar la precaución para evitar un incendio forestal.

Recolección y maquinaria

Recuerdan también que las labores de recogida de cosecha deben realizarse siempre evitando las horas centrales del día y que se debe iniciar desde el perímetro hasta concluir en el interior y evitando bajar demasiado el peine de la máquina para que no se produzca el contacto con piedras. Recomiendan además llevar extintores, disponer de agua suficiente en el lugar de los trabajos y de un tractor con arado.

En cuanto a la maquinaría señalan que no se deben realizar trabajos de mantenimiento en las carreteras con la utilización de maquinaria para el desbroce de cunetas en épocas de alto riesgo.

Además, explican que quienes vayan a usar maquinaria que pueda producir chispas, como una radial o motosierra, en zonas forestales o dentro de la franja de 400 metros que la rodea, deben hacerlo siempre con permiso, en días sin viento y asegurando que la maquinaria se utiliza en buen estado de mantenimiento, siendo recomendable tener cerca una provisión de agua y/o extintor ante un posible incendio.

Otra de las medidas hace referencia a que no se realicen fuegos artificiales en terreno abierto, ya sea agrícola o forestal, así como evitar el abandono de residuos en el medio natural.

En el comunicado alertan sobre los riesgos de fumar en el monte y arrojar colillas desde los vehículos. Recomiendan también que si se accede al medio natural en coche hay que evitar aparcarlo en una zona cubierta de pasto ya que el catalizador y el tubo de escape alcanzan temperaturas muy altas y pueden provocar un incendio al entrar en contacto con la vegetación.

En cuanto a las viviendas, si se encuentran en el medio natural o forma parte de un conjunto de viviendas inmersas en terreno forestal consideran importante proyectar una mínima infraestructura contra los incendios, llamado plan de autodefensa contra incendios. Proponen realizar una faja perimetral alrededor de la zona urbanizada libre de vegetación, contar con un depósito de agua con tomas para los medios de extinción, colocar las posibles barbacoas dentro de la parcela de la vivienda, no en un punto del perímetro y evitar utilizar como seto perimetral especies altamente inflamables como arizónicas o brezo.

Según los agentes, la mayoría de los incendios forestales son provocados por el ser humano por lo que sugieren no utilizar el fuego en el medio natural en la época comprendida entre el 1 de junio y el 30 de septiembre, ni tan siquiera en áreas recreativas con barbacoas de obra. Tampoco fuera de esa época cuando las condiciones lo desaconsejen.

¿Cómo actuar?

Sugieren participar en labores de concienciación, recriminando actitudes irresponsables a otros usuarios del monte con el objetivo de extender estos consejos. En caso de observar actitudes o situaciones peligrosas indican que se debe avisar a los Agentes Medioambientales a través del 112. Y en caso de incendio es importante facilitar a los equipos de emergencia todos los datos que sean solicitados sobre la situación que se esté observando.

Por último, recogen que en caso de incendio solo se intente apagar si es incipiente, recomendando que cuando se está cerca de un incendio hay que evitar vaguadas y zonas con acumulación de vegetación, caminar en contra de la dirección del viento, nunca ladera arriba y si es posible acercarse a zonas ya quemadas, piscinas, arroyos o zonas rocosas.

LA CAIXA 728x180

No hay comentarios

Dejar una respuesta