LA CAIXA 728x180

Aumentan los rendimientos por hectárea en la DO Valdepeñas

Se estipulan en 7.500 kilos por hectárea para las variedades tintas y 8.000 para las blancas

0
471

La nueva Junta Directiva de la Denominación de Origen Valdepeñas ha ratificado el nuevo pliego de condiciones, que contempla la modificación del rendimiento del viñedo por hectárea, fijado en 7.500 kilos por hectárea para las variedades tintas (antes eran 6.000) y de 8.000 kilos por hectárea para las blancas (hasta ahora eran 7.500), además de un margen de un 10% más o menos en función de la campañas.

Además de ese margen, se contempla un incremento adicional del 10 % en situaciones climatológicas excepcionales, aunque esas uvas no se podrán comercializar a través de la Denominación de Origen, sino en el mercado libre.

En cuanto a la próxima vendimia prevén que la producción será ligeramente superior a la del pasado año, en la que se recogieron 101,7 millones de kilos de uva.

El presupuesto 2016 asciende a 678.000 euros

El nuevo presidente de la Asociación Interprofesional de la Denominación de Origen Valdepeñas, Jesús Martín, ha anunciado que la Junta Directiva ha aprobado un presupuesto de 678.000 euros para este año, de los que 300.000 –procedentes de la Interprofesión, la Diputación de Ciudad Real y la Junta de Comunidades- se van a destinar a la promoción y la publicidad del vino de Valdepeñas.

Además, el presidente de la DO Valdepeñas ha anunciado que se va a retomar una práctica perdida en los últimos años para que haya veedores que vigilen en el campo que la producción para calificar la uva se cumple, del mismo modo que habrá inspectores en las bodegas que verifiquen la producción.

También habrá cambios en la tarjeta del viticultor, que de cara a la cosecha de 2017 incorporará especificaciones a cerca de la materia prima que se produce en cada parcela y los titulares que hay, con el fin de mejorar la trazabilidad del producto.

De cara al consumidor, las contraetiquetas de las botellas de vino incorporarán más información, incluyendo la capacidad del envase y si el vino es por ejemplo, reserva o crianza.

Se va a exigir una declaración mensual de movimientos del vino que hagan a los elaboradores, que tendrán que hacer también declaración anual de existencias de contraetiquetas y declaración mensual de la situación de las añadas. Además, deberán informar de cualquier modificación que hagan de etiquetas o de las nuevas que creen. Serán necesarias también declaraciones de las producciones elaboradas y de la aptitud de todos los vinos y de la calificación de todo el vino pendiente de aptitud al finalizar cada campaña, el 31 de julio.

LA CAIXA 728x180

No hay comentarios

Dejar una respuesta