LA CAIXA 728x180

Graves inundaciones en La Sagra por numerosas averías en Red Regadío

Según ha denunciado el alcalde de Olías del rey, José Manuel Trigo

0
545

Como ha hiciera el pasado mes de junio, el Ayuntamiento de Olías del Rey (Toledo) ha vuelto a requerir a la Consejería de Agricultura, Medio ambiente y Desarrollo Rural que solucione los graves problemas que causan las constantes averías en  la Red Secundaria del Regadío La Sagra-Torrijos.

El alcalde de esta localidad, José Manuel Trigo, denuncia que las averías producidas en la red secundaria de agua, competencia de la Junta de Comunidades y la Asociación de Regantes Activos, lleva inundando cientos de parcelas rústicas de los municipios de Olías del Rey, Cabañas de la Sagra y Magán desde hace más de un año, sin que nadie lo solucione y haciendo inviable su uso como fincas rústicas y por lo tanto su uso agrícola.

Trigo afirma que “si no fuese por el peligro que está ocasionando podríamos decir que estamos en la Albufera de la Sagra, buen sitio para un arrozal, pero además del perjuicio que causa a los agricultores, se están tirando miles de litros de agua diariamente, se están inutilizando y deteriorando gravemente los caminos vecinales y, lo más preocupante, se pone en peligro la seguridad de los vecinos. Hay pozas que tienen más de dos metros de agua al lado de los caminos accesibles a cualquier paseante o ciclista y en algunos tramos las vías del tren están a menos de cinco metros, lo que podría provocar graves accidentes en la red del ferrocarril”.

Reacciones de los agricultores

Los agricultores de Olías del Rey han tenido que acometer obras de zanjeo con medios propios y a su costa, para evitar que el agua inunde sus terrenos y poder utilizar los caminos que dan acceso a sus fincas de labor.

Las averías se producen en la red secundaria, en concreto en las llamadas casetas y en las tuberías que discurren por las fincas, según el alcalde de Olías. El motivo es el nulo mantenimiento de la instalación, que lleva décadas sin ser atendido, lo que provoca constantes averías y un enorme desperdicio de agua, lamenta.

Según José Manuel Trigo, “es una situación muy grave, ya no sólo por los perjuicios y el peligro que está ocasionando para los vecinos, sino porque si el agua es un bien tan preciado y escaso, es una barbaridad que cientos de metros cúbicos de agua se desperdicien y se tiren alegremente, cuando después se rasgan las vestiduras algunos políticos por el agua en nuestra región”.

LA CAIXA 728x180

No hay comentarios

Dejar una respuesta