LA CAIXA 728x180

Los apicultores de Ciudad Real destacan su oficio

La Asociación Profesional de Apicultores de Ciudad Real celebró su tradicional comida navideña

0

La Asociación Profesional de Apicultores de Ciudad Real celebró su tradicional comida navideña con numerosos asistentes que intercambiaron experiencias y sensaciones sobre el estado actual de la apicultura y lo que supone dedicarse a la misma.

La velada terminó con las tradicionales palabras del presidente de la asociación, Jaime López de la Morena, y el homenaje a uno de los miembros, ya fallecido, Ramón Rubio Pineda.

De la Morena explicaba que participar en una iniciativa como la apicultura o la propia jornada de convivencia es hacerlo para intentar mejorar.

El presidente quiso hacer referencia a “los dos temas más importantes para el apicultor, uno su madre y otro la apicultura, ya sabemos que hay niños y cónyuges, pero en la lista no caben” – bromeaba.

“Si entramos en la apicultura”, aseguraba “es más importante porque con independencia de lo que signifique para los demás, para el apicultor es su forma de intervenir en el medio natural, ahora que tanta amenaza hay sobre el medio ambiente y nuestro enemigo número uno es el cambio climático que tratamos de combatir”.

“Esta actividad nos permite desarrollar nuestra capacidad sensorial en el más puro estado de la percepción: Percibimos el movimiento de los seres más pequeños, el vuelo de los insectos y de forma especial destacamos el vuelo de nuestras abejas, bellas y majestuosas como el águila imperial, lástima que el abejaruco las vea como un manjar. También podemos apreciar las características organolépticas que presentan nuestras flores y lo que nos transmiten sus mezclas hasta llegar a un punto libre, vivo, origen de nuestro ecosistema”. Afirmaba.

El acto de la comida finalizó con un homenaje a un miembro de la Asociación recientemente fallecido, Ramón Rubio Pineda, del que el presidente destacó su figura, “no solo por el lazo familiar que nos unía, sino porque lo traté en primera persona y aunque no se prodigaba en protagonismo o notoriedad, siempre estaba activo, constante como punto de referencia en su entorno familiar o profesional”. La placa fue entregada a su hija Inés María.

LA CAIXA 728x180

No hay comentarios

Dejar una respuesta