LA CAIXA 728x180

El II Congreso Internacional del Ajo, escaparate de empresas y cooperativas

Celebrado en La Alberca de Záncara (Cuenca)

0
540

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha hecho un llamamiento a las tres cooperativas de ajo de Castilla-La Mancha para que se integren comercialmente y, de esta manera, se puedan beneficiar de las ventajas de ser Entidad Asociativa Prioritaria de Interés Regional (EAPIR), una figura aprobada por el Gobierno regional en diciembre de 2016 para impulsar las alianzas empresariales de las cooperativas agroalimentarias de la región y que el consejero ha valorado durante la clausura del II Congreso del Ajo celebrado en La Alberca de Záncara (Cuenca).

Martínez Arroyo ha recordado que Castilla-La Mancha cuenta con tres cooperativas de ajo: San Isidro El Santo y Coopaman, en Las Pedroñeras, y Santa Mónica, en Balazote. A ellas, ha subrayado, “les pedimos que den el paso que hemos impulsado desde el Gobierno regional para hacer más fuerte al sector del ajo”. El consejero ha recordado que para ser Entidad Prioritaria en el sector del ajo se requiere una facturación mínima de 20 millones de euros en Castilla-La Mancha, cantidad que el Gobierno regional ha establecido porque “permite que dos cooperativas, de las tres que tenemos en la región, se puedan integrar comercialmente y sean EAPIR”.

El titular de Agricultura en Castilla-La Mancha ha explicado que no es necesario que sea una fusión ya que “basta con crear una cooperativa de segundo grado, una sociedad anónima o una sociedad limitada participada por las empresas cooperativas de primer grado que ya existen”; con lo cual, “no tiene que desaparecer ninguna estructura y las empresas que den ese paso se van a beneficiar de más ayudas en FOCAL y más ayudas para sus socios de las cooperativas en modernización de sus explotaciones”.

Grupo de Trabajo del Ajo

Martínez Arroyo ha anunciado que el próximo mes de marzo la Consejería va a convocar al Grupo del Ajo, del que forman parte las organizaciones agrarias, la IGP Ajo Morado de Las Pedroñeras, la Asociación Nacional de Productores y Comercializadores de Ajos (ANPCA) y el Gobierno regional, para avanzar en la producción integrada de ajo. Este grupo, creado en 2008 y aparcado en los últimos años, se ha recuperado durante esta legislatura “para tener un reglamento en Castilla-La Mancha y así poner en marcha una medida agroambiental específica para apoyar el cultivo”.

El consejero de Agricultura ha explicado el compromiso del Gobierno regional, que lleva  tiempo trabajando en el Reglamento de Producción Integrada del Ajo, y ha mostrado su convencimiento de que el grupo “va a dar el visto bueno a ese reglamento en breve”. “Una vez que pase por el grupo se publicará en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha”, ha añadido.

Además, Martínez Arroyo ha recordado que el Gobierno regional ha rebajado de cinco años a uno el tiempo mínimo en la cesión de derechos de la PAC vinculado al arrendamiento de superficie. Una medida muy importante y demandada por el sector porque los productores tienen que cambiar la tierra de cultivo cada tres años y que ya se está aplicando este año en Castilla-La Mancha, fruto del compromiso del presidente Emiliano García-Page con ellos.

Por último, el consejero ha presumido de que el 60 por ciento del ajo que se produce en la región es ajo morado representado a través de la Indicación Geográfica Protegida (IGP) Ajo Morado de Las Pedroñeras. Una figura de calidad con la que “estamos yendo a todas las ferias más importantes”, entre ellas, FENAVIN, “en la que los mejores cocineros maridaran nuestros vinos con el ajo morado”, ha concluido.

LA CAIXA 728x180

No hay comentarios

Dejar una respuesta