LA CAIXA 728x180

IU denuncia “indecentes” condiciones laborales que sufren muchos trabajadores del campo

Asegura que hacen jornadas de trabajo a destajo de 10 y 12 horas, de lunes a domingo, sin descanso, por salarios de 30 euros al día y que viven en el campo en condiciones precarias. Piden la intervención de la Junta de Comunidades, con competencias en materia de inspección

0
144

Izquierda Unida ha presentado este jueves en las cinco provincias de Castilla-La Mancha la campaña contra la precariedad laboral que está desarrollando en la región, dentro de otra más amplia de ámbito federal que lleva por lema “Que no nos jodan la vida”, con el fin de denunciar “la explotación” que sufren muchos trabajadores en sectores como el agrario y el de la hostelería. En Tomelloso, el coordinador provincial de la formación en Ciudad Real, Pedro Mellado, ha calificado de “indecentes” las condiciones laborales que sufren algunos trabajadores del campo que en algunos casos, ha dicho, rozan la situación de “esclavitud”.

Mellado ha reclamado además la intervención de la Junta de Comunidades, con competencias en materia de inspección y vigilancia que, asegura, de ejercer correctamente permitiría reducir este tipo de casos de abuso en las condiciones laborales. Asegura que si la Junta actuase, estos casos se verían muy reducidos “o por lo menos los piratas, porque no se les puede llamar de otra manera, que viven de explotar el trabajo ajeno, se lo pensarían dos veces antes de hacerlo con total impunidad como lo hacen ahora”.

El responsable provincial de IU, que ha comparecido ante los medios junto con Tamara Casero, de la agrupación local y la concejala del Ayuntamiento de Argamasilla de Alba, Esther Trujillo, ha afirmado que “nos encontramos ante un mercado laboral completamente descuartizado en el que un contrato de tres horas a la semana ya cuenta a efectos de contabilidad nacional, como persona que ha salido del paro”, pero no garantiza que el trabajador pueda contar con recursos suficientes para cubrir las necesidades básicas “y los derechos que tenemos como ciudadanos”. Y es así, ha añadido, como consecuencia de las sucesivas reformas laborales llevadas a cabo por PSOE y PP.

Los datos defendidos por el gobierno de España acerca de la recuperación económica no suponen, ha incidido el dirigente provincial de IU, una recuperación real del mercado laboral. “Si tenemos ahora mismo 3.300.000 parados en España, para el Gobierno simplemente estamos a 3.300.000 contratos de dos horas al mes para acabar con problema de desempleo en España”, ha recalcado.

En sectores como el agrario, ha añadido, muchos trabajadores “se ven obligados” a aceptar condiciones de trabajo “de esclavitud” como las recientemente denunciadas en Albacete por el sindicato Comisiones Obreras (CCOO). Unas denuncias a las que Izquierda Unida se suma no solo, ha argumentado, por la situación laboral de estos trabajadores, sino por las consecuencias que conlleva denunciar “una situación tan grave de explotación laboral” porque “quien se atreve a alzar la voz y denunciar esa injusticia se ve en una situación aún peor que es no tener ni siquiera opción a trabajar en esas condiciones”.

Han incidido los responsables de IU en que “afortunadamente no todos los casos son así pero hay muchas explotaciones agrícolas que practican estas condiciones abusivas”, en muchos casos porque dejan la misión de contratar a las cuadrillas de trabajadores en manos de segundas o terceras empresas, “en subcontrataciones como las que eran habituales en construcción con el boom inmobiliario y que ahora empiezan a ser muy habituales en sector agrícola”.

Trabajo a destajo y salarios de 30 euros al día con jornadas de 10 y 12 horas de lunes a domingo

Por su parte, Trujillo, quien ha recordado que según la ley está prohibido trabajar “a destajo” en la recogida del ajo, cebolla y pimiento, ha denunciado que la realidad es otra y que en muchas explotaciones se paga a los trabajadores por palé recogido. Concretamente, ha dicho, se les está pagando unos 16 euros por palé. Teniendo en cuenta que cada palé tiene aproximadamente unas 16 cajas, la realidad, ha señalado, es que cobran un euro por caja y alrededor de treinta euros al día, puesto que cada uno de ellos hace unos dos palés diarios, “en jornadas laborales de entre diez y doce horas, de lunes a domingo, sin descanso alguno”.

En la mayoría de los casos se trata de trabajadores extranjeros porque, aseguran la responsable de IU, “los españoles no quieren ese trabajo porque todavía guardamos un poco de dignidad y no queremos estar sometidos a esa esclavitud”. Pero es más grave, añade, “cuando son los propios empresarios del campo los que no quieren a gente de su pueblo en sus campos porque en el fondo les da vergüenza que la gente sepa lo que están haciendo y como están pagando”, recalca Trujillo.

Otra consecuencia de esta situación de “esclavitud” es, según los dirigentes de IU, que con esos salarios no pueden costearse una vivienda y por tanto están viviendo “tirados en el campo” o en campamentos en torno a un pinar protegiéndose con plásticos que encuenran en el campo, en caso de lluvias. Ayer mismo, ha dicho Trujillo, en Argamasilla de Alba “estaban bañándose en el canal”

Y lo más triste, añade, es que la ley lo permite, “porque con la ley de jornadas reales todos los trabajadores del campo están dados de alta; les dan de alta el primer día que empiezan a trabajar, pero hay que cotizarles las jornadas completas que han trabajado a finales de mes y si no ha habido inspecciones, les declaran una o dos jornadas con lo cual tampoco están cotizando a seguridad social”

LA CAIXA 728x180

No hay comentarios

Dejar una respuesta