LA CAIXA 728x180

UPA demanda ajuste de tablillas a situación del mercado del vino

El secretario general de la organización agraria, Julián Morcillo, ha apuntado que el mercado es estable y los precios "tienen que ser dignos para los viticultores y nunca inferiores a los costes de producción"

0
165

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos, UPA de Castilla-La Mancha, ha pedido, en el inicio de la campaña de vendimia, que las tablillas se ajusten a la situación del campo. El mercado, ha apuntado el secretario general de la organización agraria, Julián Morcillo, es estable, “favorable para poder competir en precios, lo que equivale a que ayuda a las rentas de los agricultores”. Unos precios que, ha añadido, tienen que ser dignos para los viticultores y nunca inferiores a los costes de producción.

Morcillo se ha referido a la cantidad histórica de exportaciones que se están dando en el mercado castellano-manchego, de hecho en el mes de mayo se alcanzó la cifra de algo más de un millón de hectolitros, lo cual ha incidido en las existencias.

Según han avanzado se prevé que la campaña de este año, que ha comenzado antes, sea algo inferior a la anterior, con 20 millones de hectolitros, “cuando el año pasado fueron en torno a 23 millones”, ha recordado. Y ha añadido que se espera una calidad excelente.

Por su parte, el responsable de Vino de UPA, Alejandro García-Gasco, ha recordado que algunas variedades como el chardonay y el moscatel se han adelantado debido a la climatología, una climatología que debido a la sequía está condicionando mucho el campo manchego. Las previsiones de producción han disminuido, pues se ha sufrido un año “excepcional con heladas, y con sequía” que lleva las estimaciones a los poco más de 20 millones de hectolitros mencionados.

Aunque la campaña de vendimia de 2017 se prevé sin sobresaltos, tanto Julián Morcillo como Alejandro García-Gasco han incidido en la necesidad de obtener precios dignos para la uva, “UPA estará vigilante a la fijación de precios” para que cuando los agricultores vayan a las bodegas sepan a qué atenerse. Porque la fijación de precios debe ser acorde con la situación que atraviesa el campo castellano-manchego.

El responsable de Vino de la organización agraria ha indicado que UPA ve la necesidad de mecanismos de regulación y de control, “desde la Interprofesión del Vino a sugerencia de UPA estamos desarrollando un estudio para analizar los costes de producción, para así poder orientar y fijar lo que cuesta el kilo de uva al agricultor”. Se trata, básicamente de que no se venda por debajo de los costes de producción y que los agricultores sepan a qué atenerse al inicio de cada campaña.

García-Gasco ha concluido afirmando que “arrancamos una campaña sin precio para nuestras uvas y sin rentabilidad para los viticultores”. Una campaña mermada de producción, sin excedentes debido a la gran venta al extranjero de estos últimos meses y con clientes como Francia e Italia con malas cosechas.

“Desde UPA CLM consideramos que el viticultor no puede estar con esta espada de Damocles cada campaña, sin saber que va a cobrar por su uva. De ahí que UPA considere necesarias propuestas como los contratos tipo homologados, el cumplimiento y vigilancia de la ley de la cadena alimentaria, entre otras”, ha incidido el responsable de la organización agraria.

LA CAIXA 728x180

No hay comentarios

Dejar una respuesta