LA CAIXA 728x180

Pide nuevas elecciones y urgentes a la Masa Mancha Occidental I

Uno de los candidatos a la presidencia, Ángel Bellón, insta a la Confederación Hidrográfica del Guadiana a que convoque ya el proceso electoral u obligue a hacerlo a la presidenta de la Comisión Redactora

0
555

Ángel Bellón, uno de los candidatos a la presidencia de la Comunidad de Usuarios de la Masa Mancha Occidental I, ha destacado la urgencia de convocar nuevamente Junta General para la elección de los miembros de esta Comunidad de Usuarios, tras la impugnación de la primera convocatoria, que iba a haber tenido lugar el pasado 23 de julio, por un defecto de forma, al estar fuera de plazo y no cumplir algunos requisitos legales.

Bellón, secretario de la Comunidad de Regantes de Membrilla (Ciudad Real), insta a la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) a que convoque dichas elecciones, ante la necesidad de los regantes de la Masa Mancha Occidental I de iniciar cuanto antes el Programa de Actuación en una zona compuesta por 24 municipios, 9.500 propietarios de pozos y unas 86.500 hectáreas con derecho a riego.

Ángel Bellón también insta a la CHG a que obligue a la presidenta de la Comisión Redactora a convocar dicha Junta General.

Este candidato, que encabeza una lista con 26 regantes, lamenta la actitud de la presidenta de la Comisión Redactora de los Estatutos que no atendió a sus mensajes sobre las irregularidades formales de la primera convocatoria.

Por otra parte, Bellón ha anunciado las principales propuestas de su candidatura para el Programa de Actuación de la Comunidad de Usuarios de la Masa Mancha Occidental I:

Flexibilidad en el uso del agua. Concentración de recursos.

Los derechos de agua se deben ejercitar siempre conforme a la norma y sin que en ningún caso se produzca abusos o consecuencias perjudiciales para el interés común o los valores medioambientales. Partiendo de este presupuesto, se dan circunstancias especiales en esta Masa por las características de la explotación y sobre todo por las limitaciones del recurso, que hacen necesario arbitrar medidas que permitan una mayor flexibilidad en el uso del agua, entre ellas, la concentración de recursos de un mismo titular, sin descartar otras, consistentes en poder extraer el agua que corresponde a un mismo titular de una o varias captaciones  destinarlas al riego de aquéllas superficies que considere necesario, sin necesidad de tener que poner en funcionamiento todos los pozos que componen su explotación para extraer el escaso volumen  autorizado a cada uno de ellos.  Dentro de ella se contempla poder utilizar el agua de tres o cuatro aprovechamientos de diferentes titulares pero entre los cuales existe determinada relación de parentesco, todo ello con los límites de no superar el volumen total de agua a que tienen derecho ni destinarla a otras superficies que no sean las reconocidas.

Compensación de campañas.

Consiste en la posibilidad de sobrepasar el volumen autorizado para cada campaña con cargo al volumen de agua de la siguiente, y viceversa, es decir, ahorrar tal porcentaje en un año para hacer uso del mismo en el siguiente.

Agilidad en los procedimientos de cesión de derechos

La norma contempla que el procedimiento tendrá una duración de nueve meses, pero la realidad es que, bien por falta de medios o de personal, estos plazos jamás se cumplen por la Confederación. La actividad agraria no puede soportar estas dilaciones en la tramitación.  Por ello, propone que se permita el uso del agua en la forma proyectada en la cesión, con la supervisión de la Guardería de la Confederación y de la Comunidad de Usuarios de la Masa y con garantías de que no existe ningún incumplimiento.

Intervención de la Comunidad de Usuarios de Masa  en  otras  actuaciones.

El Programa de Actuación debe contemplar directamente o bien a través de convenios con la Confederación, la posibilidad de ejercer facultades que le delegue el organismo de cuenca como por ejemplo, en el precinto de contadores o visitas de reconocimiento de campo previas a la puesta en explotación o exigidas en determinados procedimientos;  con ello se descargaría de trabajo a la Confederación y se daría mejor servicio al regante al poderlo llevar a cabo la Comunidad  de Masa con sus propios medios.

En esta misma línea, se debería contemplar la posibilidad de otorgar la Comunidad de Masa   autorizaciones de limpieza en casos de urgencia que no pueden esperar el tiempo que tarda la tramitación de un procedimiento administrativo con esta finalidad, actuación que no es novedosa pues ya se contemplaba en algunos Regímenes de Extracciones aprobados en el pasado.

Del mismo modo, se considera fundamental que la Comunidad de Masa sea consultada en todos los expedientes que tramite la Confederación sobre cambio de uso, como por ejemplo las termo solares pues se trata de una modificación sustancial y de enorme importancia sobre la que debe pronunciarse la Comunidad de Masa.

LA CAIXA 728x180

No hay comentarios

Dejar una respuesta