LA CAIXA 728x180

Conejos, caza mayor y muflones amenazan viabilidad de cultivos de Cuenca

Desde ASAJA Cuenca lamentan “el abandono” de las administraciones

0
403

Técnicos de ASAJA Cuenca continúan visitando las zonas agrícolas afectadas por los daños de la fauna silvestre para conocer “in situ” el grave perjuicio que conejos y caza mayor están causando a todo tipo de cultivos. En la época actual son el girasol y el viñedo los más dañados por la acción de la caza mayor y los conejos.

En el caso de la caza mayor la declaración de comarca de emergencia cinegética temporal no está siendo suficiente medida ya que está limitada a sólo cuarenta términos municipales y a las especies de ciervo y gamo, señalan.

Precisamente una de las zonas que técnicos de ASAJA Cuenca han visitado ha sido la de Garcinarro, donde uno de los animales que más daño causa está siendo el muflón, especie que no se ha incluido en la comarca de emergencia cinegética temporal y cuya caza está sujeta a la petición de permisos. A este respecto los agricultores de la zona se quejaban de que, a pesar de que se han solicitado permisos para cazar estos ejemplares, la Dirección Provincial de Agricultura los ha denegado, “con lo que nos vemos impotentes ante la situación de un animal que no debería estar aquí porque lo introdujeron para algún coto particular y ahora tenemos cerca de 200 ó 300 ejemplares que se comen todo lo que pillan”. Estos agricultores reclaman más facilidades por parte de la Administración “que nos tiene totalmente olvidados”.

En otros casos los agricultores se quejan de que los titulares cinegéticos no están pidiendo permisos para cazar por lo que reclama a la Administración un mayor control sobre estas entidades con el fin de que cumplan los planes.

ASAJA Cuenca recuerda que cuando se declaró la comarca de emergencia cinegética temporal ya envió un escrito a la Dirección Provincial de Agricultura para que se ampliara el número de municipios y las especies. Aunque la respuesta por parte de Agricultura fue negativa, la organización asegura que seguirá insistiendo y presionando para que se adopten medidas que acaben con la superpoblación.

Miles de conejos en la comarca de Tarancón

En lo que se refiere a la plaga de conejos, ASAJA Cuenca se han desplazado hasta la comarca de Tarancón donde han comprobado la gravedad de la presencia de miles de conejos en zonas de cultivos.

Aunque los taludes de las autovías, carreteras y línea del AVE están plagados de madrigueras, no sólo se limitan a estas zonas ya que cualquier cerro, ladera, linde o acumulación de tierra sirven de cobijo para los conejos.

Incluso en las propias viñas u olivares podemos ver miles de grandes agujeros que delatan la presencia de conejos.

Los agricultores advierten de que poco a poco estos animales están atacando a las cepas y pronto estarán secas. Además señalan que ya no sólo afectan a las cepas de vaso sino que también trepan en las de espaldera y roen todos los troncos dejándolas secas.

El problema se extiende  por la provincia

El problema de los conejos también se extiende por numerosos puntos de la provincia de Cuenca. La zona de Tarancón, Barajas de Melo, Leganiel, Zarza de Tajo, Belinchón, Horcajo de Santiago, Fuente de Pedro Naharro o Villamayor de Santiago en la Mancha Alta es una de las más afectadas.

En el sur de la provincia, Mota del Cuervo, El Pedernoso, Santa María de los Llanos, Santa María del Campo Rus, El Provencio, La Alberca de Záncara o Las Pedroñeras, entre otros municipios, también sufren esta plaga desde hace años.

En la parte de La Manchuela, Quintanar del Rey, Iniesta, Villanueva de la Jara, Motilla del Palancar, Castillejo de Iniesta, Graja de Iniesta, Pozoseco o Minglanilla, son los términos municipales más afectados.

ASAJA Castilla-La Mancha ya solicitó a la Consejería de Agricultura la declaración de plaga de conejos al considerar la situación de extrema gravedad. La organización considera que las medidas de caza adoptadas son “claramente insuficientes y la prueba es que la plaga continúa”.

Consensuar medidas

Además ASAJA ha instado de forma insistente tanto a la Consejería de Agricultura como a la Delegación del Gobierno central a que se sienten para consensuar medidas “ya que ambas administraciones se acusan mutuamente de ser los responsables del problema cuando en realidad ambas lo son”.

“En el caso del Gobierno central muchas de las madrigueras se albergan en taludes de autovías y líneas del AVE que son competencia suya. En el caso del Gobierno regional, además de ser el responsable en materia de caza, también lo es de los lugares donde los conejos construyen sus madrigueras fuera de los antes citados como pueden ser cerros o laderas”, apuntan desde la organización agraria.

“Los agricultores que hemos visitado invitan a los responsables de las administraciones a que se acerquen algún día por su zona y les acompañen para que puedan comprobar el alcance de la situación”, trasladan. “Nos llama la atención cómo cuando hay tormentas todos acuden rápidamente a hacerse la foto y cuando se trata de los daños de los conejos que son ellos los que los pueden solucionar no aparecen por aquí”, indica uno de los agricultores que acompañó a los técnicos de ASAJA.

Desde ASAJA Cuenca, la secretaria técnica, Almudena Guijarro, ha indicado que la organización no se va a cansar de denunciar la situación, “seguiremos recordando, cada día si es necesario, que hay un problema con la fauna silvestre y que es responsabilidad de las Administraciones que tienen las competencias solucionarlos. Los agricultores no pueden acabar ni con los conejos ni con la caza mayor porque tiene que ajustarse a unas leyes que las ponen los gobiernos, pues bien, tienen que ser ellos los que cambien esas normas y las adapten a la situación”, concluyen.

LA CAIXA 728x180

No hay comentarios

Dejar una respuesta