LA CAIXA 728x180

Las primeras lluvias del otoño podrían traer el tempero necesario para la siembra del cereal

0
250

Las lluvias caídas el martes en diversas zonas de Castilla-La Mancha y las que se esperan para este miércoles, según las predicciones de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) podrían propiciar la siembra de los cereales en la región, retrasada por falta de tempero.

El tempero es cuando la tierra posee un grado de humedad y soltura tal que es capaz de mantener la forma y al mismo tiempo tiene cierto grado de esponjosidad.

El gran objetivo del tempero es aportar a las plantas el lugar apropiado para su brote o crecimiento, pues sin él la planta o bien se seca por falta de humedad, o bien se pudre por exceso, o está muy compactado el terreno no permitiendo el buen enraizamiento.

Cuando un agricultor dice que la tierra tiene tempero es que le gusta el grado de humedad y la soltura que ha conseguido con su intervención y piensa que la tierra está en óptimas condiciones para una siembra exitosa.

El consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo, ha valorado estas primeras lluvias de otoño asegurando que “es importante que llueva ya para que la tierra esté en tempero y que llueva es una buena noticia para todos porque en muchas zonas de la región no tenemos la posibilidad de acceso al agua y los cultivos de secano son muy importantes”.

Por eso, ha dicho, “esperemos que las lluvias continúen, cuanto más llueva mejor, el agua es vida y nos ayuda en la agricultura, pero nos ayuda a todos”.

En cualquier caso, ha insistido, “hay veces que el agua cae del cielo y otras veces hay que planificar que el agua nos ayude a generar riqueza”. Por lo que ha destacado que “en esa planificación debemos estar todos”.

LA CAIXA 728x180

No hay comentarios

Dejar una respuesta