LA CAIXA 728x180

Diputaciones de Cuenca y Teruel manifiestan intereses comunes contra la despoblación

Los presidentes de ambas instituciones se han reunido para abordar cuestiones comunes a ambas provincias, como la lucha contra la despoblación o una infraestructura de comunicación, como es la N-420 (Córdoba-Tarragona)

0
68

Los presidentes de las Diputaciones de Cuenca y Teruel, Benjamín Prieto y Ramón Millán, respectivamente, han mantenido un encuentro en la sede de la institución conquense para abordar cuestiones comunes a ambas provincias, como la lucha contra la despoblación o una infraestructura de comunicación, como es la N-420 (Córdoba-Tarragona).

Durante el encuentro, tanto Prieto como Millán, han subrayado sus intereses comunes a la hora de combatir la despoblación, que tanta incidencia está teniendo en las dos provincias. Un problema en el que el presidente conquense cree que las diputaciones deben de jugar un papel esencial como herramientas eficaces para luchar contra este fenómeno, al ser las administraciones más cercanas a los municipios de sus respectivas provincias, si bien considera que es fundamental la “implicación real” de los gobiernos autonómicos. Y es que, a su juicio, “no podemos olvidar que acaparan la gran mayoría de las competencias, sin olvidar, la gestión de los fondos comunitarios, que, sin duda, son el respaldo necesario para poder atajar el grave problema de la despoblación”.

Algo que, en su opinión, no parece compartir el actual Gobierno de Castilla-La Mancha, ya que, según ha recordado, “mantiene bloqueados desde hace más de dos años y medio un total de ocho millones de fondos europeos que fueron asignados a esta Diputación, como órgano con senda financiera, para destinar a la provincia de Cuenca”; en concreto, se ha referido a la recuperación del patrimonio (casi 5 millones de euros), la mejora de la competitividad de las empresas del sector turístico (1,7 millones) y a la generación de empleo (2 millones de euros).

Por ello, Prieto ha aprovechado la ocasión para insistir al Ejecutivo de García-Page que libere esos fondos a favor de la Diputación conquense, para que puedan ser invertidos en esta provincia y así contribuir a diversificar su economía y generar oportunidades en el territorio con el objetivo final de afianzar la población en el medio rural. Y es que, según ha dicho, su respuesta en el territorio de nuestra provincia está siendo nula, no invirtiendo en sus infraestructuras ni en ningún servicio plus para luchar contra la despoblación.

El presidente turolense, por su parte, ha remarcado la necesidad de ponerse manos a la obra en el tema de la despoblación y para ello considera de especial importancia la acción conjunta de zonas especialmente castigadas por este fenómeno como son Cuenca, Teruel o Soria.

Una infraestructura común para ambas provincias como es la N-420 (Córdoba-Tarragona) también ha estado sobre la mesa. Y es que son muchos los años de espera, han apuntado, ante la ansiada Autovía Cuenca-Teruel y la mejora de la comunicación viaria entre ambas provincias. De ahí que hayan abordado la necesaria mejora de esta carretera nacional, que, según ha recordado Prieto, sí se está acometiendo en los últimos años a su paso por la provincia de Cuenca, primero en el tramo Olivares de Júcar-Mota del Cuervo y ahora entre Cuenca y Olivares.

Pese a ello se han mostrado dispuestos a contactar con el Ministerio de Fomento, con el objeto de conocer cuál es la situación actual de este proyecto y sus próximos pasos previstos para hacer realidad que la N-420 sea una carretera segura y acerque a dos provincias con tantos intereses comunes como Cuenca yTeruel.

LA CAIXA 728x180

No hay comentarios

Dejar una respuesta