LA CAIXA 728x180

Capacidad de embalses deberá aumentar un 25% para afrontar cambio climático

Según la Federación Nacional de Comunidades de Regantes (FENACORE)

0
248

El presidente de la Federación Nacional de Comunidades de Regantes (FENACORE), Andrés del Campo, ha advertido este martes de la necesidad de avanzar en la ejecución sostenible de obras de regulación, para aumentar al menos en un 25% la capacidad de las reservas superficiales de agua, con el fin de hacer frente a los efectos adversos del cambio climático.

Durante la jornada “Los Objetivos de Desarrollo Sostenible y su vinculación con las presas” celebrada en el Colegio de Ingenieros de Caminos de Madrid, ha puesto de manifiesto que al incrementar las reservas de agua de los 54.000 hectómetros cúbicos actuales hasta los 70.000, se compensarán los efectos del calentamiento global, que previsiblemente aumentará la temperatura media más de dos grados y reducirá las precipitaciones en un 30% en poco más de cincuenta años, incrementando la demanda de agua.

Este aumento de la demanda de agua se notará de forma llamativa, ha indicado, en los cultivos, ya que al no tener la “tregua” provocada por el reposo invernal, intensificarán su ciclo vegetativo, llegando a aumentar el consumo de recursos hídricos entre un 10% y un 20% anual.

De esta manera, aunque resulte una medida impopular entre determinados sectores políticos y ecologistas, avanzar en estas infraestructuras permitirá, según ha apuntado del Campo, “disponer de agua en los periodos de sequía, minimizando las pérdidas económicas del calentamiento global en las regiones que viven de la agricultura” y aportar eficacia “para garantizar el abastecimiento de la población”. Y es que, ha añadido, “si los más de 46 millones de habitantes que componen la población española dependieran para su abastecimiento exclusivamente del agua de los ríos, sólo se podrían atender, con los ratios de consumo actuales, a unos cuatro millones de habitantes”.

Según el presidente de la Federación, “satisfacer las diferentes demandas de agua de un modo racional y equitativo pasa por poner remedio a la escasez en aquellas cuencas que lo necesiten a través de, entre otros medios, la construcción de obras hidráulicas teniendo en cuenta los objetivos medioambientales”.

Mientras estas infraestructuras llegan Fenacore aboga por seguir avanzando en la puesta en marcha de medidas complementarias de gestión de la demanda como son la cesión de derechos al uso privativo del agua, la gestión conjunta de aguas superficiales y subterráneas o la reutilización de aguas regeneradas urbanas.

 

LA CAIXA 728x180

No hay comentarios

Dejar una respuesta