LA CAIXA 728x180

Las ayudas de reestructuración de viñedo se convocarán en breve

Finalmente la variedad de uva blanca Airén no estará subvencionada

2
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En los próximos días, el Diario Oficial de Castilla-La Mancha publicará la Orden de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural por la que se precisan las bases reguladoras para concesión y gestión de las ayudas a las solicitudes de reestructuración y reconversión de viñedo en Castilla-La Mancha para el programa de apoyo 2019-2023 para su ejecución en 2019 y 2020. Según ha podido saber agroclm, el plazo de presentación será de un mes a partir del día siguiente de su publicación en el DOCM.

Finalmente, la variedad de uva blanca mayoritaria en la región, la Airén, no entrará en esta convocatoria, ni para reestructuración (reimplantación de viñedos) ni para transformación de vaso a espaldera. El resto de variedades sí serán subvencionadas.

Podrán solicitar estas ayudas los viticultores cuyos viñedos se destinen a la producción de uva de vinificación. Un viticultor solo podrá constar como persona beneficiaria en una única solicitud.

Entre las acciones subvencionables estarán el arranque (incluida la recogida de cepas); preparación del suelo; desinfección; despedregado; planta y plantación; protección individual de plantas contra conejos en el momento de la plantación (incluida la colocación) o espaldera.

Las solicitudes se podrán presentar de forma individual (1 punto) o colectiva (50 puntos). Otros criterios de selección para el proceso por concurrencia competitiva serán las explotaciones en régimen de titularidad compartida; los jóvenes agricultores; las explotaciones prioritarias; los agricultores a título principal (ATP) o los agricultores profesionales. El plazo máximo para resolver y notificar será de seis meses a partir de la finalización del plazo de presentación de solicitudes (en torno a mediados de septiembre).

En el caso de operaciones anuales el plazo límite de ejecución será hasta el 15 de junio de 2019. Cuando las operaciones sean bianuales el plazo de ejecución abarcará hasta el 15 de junio de 2020.

La superficie mínima a reestructurar será de 0,5 hectáreas y el máximo de hasta 25 por solicitud y año (frente a las 15 de convocatorias anteriores). También se contemplará reestructuración para viñedos reestructurados hace más de diez años y no se contemplan ayudas para las parcelas provenientes del cupo.

El importe por pérdida de ingresos se concederá durante dos campañas para reestructuración y una para cambio de vaso a espaldera. En Castilla-La Mancha se ha fijado en 432 euros/hectárea.

En cuanto al presupuesto general, Castilla-La Mancha recibirá 31,2 millones para reestructuración de viñedo en 2018, el 42% del presupuesto nacional.

LA CAIXA 728x180

2 COMENTARIOS

Dejar una respuesta