LA CAIXA 728x180

Falta de rentabilidad de cereales puede provocar pérdida de hectáreas sembradas

Los agricultores están valorando otros cultivos alternativos

0
856

La baja cotización general de los precios de los cereales está llevando a numerosos agricultores a plantearse abandonar este cultivo en beneficio de otros de mayor rentabilidad. Y es que en el caso de los cereales de secano los rendimientos obtenidos, por debajo de 2.000 kilos por hectárea, sumado a los costes de producción (los denominados inputs), hacen muy complicada la rentabilidad de cultivos como cebada, trigo o avena.

Frente a este tradicional cultivo hay otros que están ganando terreno en los últimos años debido a su mayor rentabilidad, como los leñosos (pistachos y almendros); el ajo y la cebolla o incluso la adormidera (que debe ser cultivada con permisos especiales). En el caso de tierras con derechos de agua son muy valoradas para los cultivos hortícolas, llegándose a pagar hasta 2.200 euros por hectárea por los arrendamientos. En los últimos años, diversas empresas nacionales, y otras portuguesas, están buscando este tipo de tierras por Castilla-La Mancha. Especialmente el cultivo del ajo desgasta mucho las parcelas por lo que debe hacerse rotatorio.

Algunos de estos cereales, como la avena, depende actualmente mucho de las exportaciones a, sobre todo, Argelia, país al que llega vía Francia, como alimento para ganado. Aunque desde España se está intentando la comercialización directo con el país africano es difícil, pues la propia Francia e Italia tienen ese mercado muy controlado históricamente.

Precios inestables y a la baja

En cuanto a los precios de los cereales siguen en su extraña noria de subidas y bajadas que cambian cada semana. Si hasta ahora era la cebada la que marcaba la tendencia positiva, la última semana de agosto y primera de septiembre dio un giro, siendo el maíz el beneficiado de los mercados, aunque siempre con niveles muy bajos de ganancia.

Y en esta segunda semana de septiembre, los precios de la cebada fueron los que volvieron a subir en los mercados mayoristas, mientras que los del resto de los cereales bajaron durante la semana comprendida entre el 5 y el 10 de septiembre, según los datos difundidos por la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (Accoe).

Cabe destacar que en este vaivén de resultados en los mercados, el maíz no sólo ha vuelto a números rojos, sino que si la semana anterior subía un 0,13% en ésta ha descendido casi cuatro veces este incremento, al quedarse con una pédida del -059%.

En cualquier caso, cabe destacar que las variaciones son muy leves y no cambian en exceso las ventas, quizás, como se destacaba la semana pasada en la Lonja de León porque no hay prisa por vender a los precios actuales y los agricultotes prefieren almacenar sus existencias a la espera de un cambio significativo de los precios.

Los cereales registraron las siguientes cotizaciones y variaciones respecto a la semana anterior: cebada, 148,24 euros/tonelada (+0,10%); cebada de malta, 161,40 euros/tonelada (estable); trigo duro, 205,00 euros/tonelada (-0,16%); maíz, 173,85 euros/tonelada (-0,59%), y trigo blando, 159,79 euros/tonelada (-0,11%).

Desde enero de 2016 se han registrado las siguientes bajadas: trigo duro (-19,10 %); cebada (-17,13 %); trigo blando (-13,13 %) y maíz (-1,32 %).

LA CAIXA 728x180

No hay comentarios

Dejar una respuesta