400.000 euros por operación de fusión para empresas y cooperativas

Anuncio del presidente de Castilla-La Macha, Emiliano García-Page

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha anunciado una nueva “línea de apoyo y estímulo” a la integración de empresas y cooperativas. Aquellas entidades que decidan unir sus voluntades y esfuerzos para la comercialización, ha asegurado, recibirán a partir de la próxima semana una ayuda de 400.000 euros por grupo, además de las ayudas que ya existen, con el objetivo de “sumar esfuerzos, porque la unión hace la fuerza”. El presidente García-Page ha reconocido que cada vez hay más gente en el sector agroalimentario que está “rompiendo inercias rutinarias” y que comienza a tener claro que es necesario unirse e integrarse para ser cada vez más competitivos.

Asimismo, se ha felicitado por que en esta región, a diferencia de lo que está pasando en otras, “estamos notando una demanda, interés e inquietud extraordinarios de la gente joven por incorporarse a la actividad agroalimentaria”, una iniciativa que cuenta con un importante respaldo del Ejecutivo regional y que va en consonancia con el compromiso de García-Page de que en los próximos años “no haya límites” para la incorporación de la gente joven a la agricultura y la ganadería, “pues necesitamos una rotación generacional”.

Contemplar el trasvase “sólo como última medida”

Por otro lado, el presidente regional ha asegurado que Castilla-La Mancha se ha convertido en una “enorme potencia agroalimentaria y en la mejor despensa” y, tras reconocer que “no tenemos grandes materias primas”, ha asegurado que “la única que realmente necesitamos” es el agua.

“Un agua que hoy falta, a pesar de que la naturaleza nos la puso al alcance, y que ha sido penosamente gestionada en nuestro país por todos los gobiernos”, ha lamentado. Por ello, y estando en “plena crisis climática”, es necesario afrontar los problemas serios que van a venir y que afectarán a nuestra economía y hábitos de vida “a través de una reflexión constructiva”. En este sentido, ha puesto el acento en que somos una región seca “y vemos como nuestra agua se va a otra región seca, y me da lástima que discutamos entre regiones secas”, ha asegurado.

Tras declararse una vez más “antitrasvasista por experiencia y no por concepto”, ha alertado del “atentado ecológico” que puede producirse en la cabecera del Tajo de prolongarse esta situación, cuando no tenemos agua que pueda considerarse excedentaria. Por ello, ha pedido que en Levante se use primero el agua de las desaladoras “que tanto dinero nos han costado a todos” como ya está ocurriendo actualmente ante la imposibilidad de trasvasar, y que el trasvase se contemple “sólo como última medida”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro − uno =