Merino (PP) lamenta que Junta no pague ayuda incorporación de jóvenes

Afecta a unos 1.200 jóvenes agricultores y ganaderos

La diputada regional y portavoz de Agricultura del Grupo Popular en las Cortes de Castilla-La Mancha, Lola Merino, ha asegurado que al presidente regional no le importa el campo de Castilla-La Mancha ni los profesionales agrarios de esta región.

“Las muestras de desprecio de Page al campo son continuas. Page se ha convertido en el mayor enemigo del campo y del medio rural de Castilla-La Mancha”.

Merino ha indicado que nunca antes se había mostrado tanta dejadez y tanta desidia con el campo como lo está haciendo Emiliano García-Page y menos aún con el colectivo que más ayuda y respaldo necesita que son los jóvenes agricultores.

Merino afirma que Page se ha ido de vacaciones, dejando sin pagar la incorporación a 1.200 jóvenes agricultores que la solicitaron hace más de un año, en la convocatoria del 2016. “Más de mil jóvenes que a día de hoy se han visto en la obligación de pedir avales y préstamos bancarios para sacar adelante sus explotaciones, debido a la pasividad del Gobierno de Page que sigue sin pagarles su incorporación, lo que está poniendo en grave riesgo estas explotaciones”.

Al hilo de esta cuestión, Merino ha recordado las “irregularidades” del Gobierno de Page en el proceso de resolución de los expedientes de incorporación de jóvenes.

“Un proceso que fue cerrado por orden de la Consejería, sin haber terminado de revisar todos los expedientes, dejando en el limbo unos 100 expedientes, sin que hasta la fecha hayan dado respuesta de como solucionaran este problema”, apunta la diputada popular.

Planes de mejora

A este “despropósito” –prosigue Merino- hay que sumar, que el Gobierno de Page sigue sin resolver los 3.000 expedientes de planes de mejora que fueron solicitados hace más de un año en la convocatoria del 2016 por jóvenes, agricultores, ganaderos y mujeres que apuestan por la inversión y la mejora de sus explotaciones para ganar en competitividad y viabilidad de sus empresas agrarias.

La dejadez de Page y su mala gestión de los fondos europeos agrarios están retrasando gravemente el cobro de todas las ayudas, lo que supone un grave riesgo para los bolsillos de los profesionales del campo y también el riesgo de seguir perdiendo fondos europeos para el desarrollo rural de Castilla-La Mancha, lamenta Merino.

La diputada regional ha lamentado que Page pasará a la historia por ser el primer presidente que perdió 150 millones de euros en el 2015 por no pagar las ayudas al sector. Una situación que puede repetirse dado el bajísimo grado de ejecución de las ayudas del PDR (Programa de Desarrollo Rural) que superan levemente el 10% de ejecución sobre 1.480 millones de euros a 30 de junio de 2017.

“Page se ha convertido en el mayor enemigo del campo de Castilla-La Mancha” pues debe la PAC a miles de agricultores de las campañas del 2015 y 2016, no paga a los jóvenes agricultores, no paga a los agricultores ecológicos, no resuelve los planes de mejora, no paga a las industrias agroalimentarias (a las que debe más de 100 millones de euros), tiene paralizados a los grupos de Desarrollo Rural (que siguen sin aplicación informática y sin cobrar), no paga a los ayuntamientos, lleva dos años sin pagar las ayudas a las zonas desfavorecidas, no paga el asesoramiento a las explotaciones agrarias, no invierte en regadíos y no le ha temblado la mano en declararse anti caza y anti pesca, para conseguir el abrazo de los radicales y extremistas de Podemos, en una región en la que cientos de nuestros municipios viven gracias a la actividad cinegética y a la pesca deportiva”, concluye.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × 5 =