Delegación del Gobierno trabajará para garantizar derechos y condiciones de temporeros

Manuel González ha presidido la Comisión Regional de Coordinación e Integración Sociolaboral de los Flujos Migratorios en Campañas Agrícolas con el fin de tomar el pulso y realizar el seguimiento a la actual campaña

El delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Manuel González Ramos, ha señalado la “importancia” de la reunión de la Comisión Regional de Coordinación e Integración Sociolaboral de los Flujos Migratorios en Campañas Agrícolas para “recoger las preocupaciones de los diferentes actores implicados, gobierno regional, sindicatos, asociaciones agrarias, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, e Inspección de Trabajo”. Así, González Ramos ha recordado que “esta reunión sirve para tomar el pulso porque la campaña agrícola está viva”. El delegado del Gobierno ha señalado que “el trabajo hasta ahora ha sido excelente y pretendemos que hacer una puesta en común para mejorar aquello que sea mejorable”. Manuel González ha resaltado “el trabajo en común y la colaboración con otras administraciones y actores implicados para garantizar las condiciones laborales y derechos de los trabajadores temporeros”.

González Ramos ha destacado la importancia de los alojamientos para los trabajadores temporeros del campo; en este sentido, el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha ha incidido en “el cumplimiento absoluto y riguroso de los agricultores y de las empresas” y ha añadido que “trabajaremos en todo aquello que sea mejorable aunando esfuerzos con todas las partes implicadas, incluyendo también a los ayuntamientos”.

Francisco Martínez Arroyo

Por su parte, el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha señalado que “de lo que se trata es de garantizar los derechos de todos esos trabajadores, desde todas las perspectivas y para eso contamos con la encomiable ayuda de la Policía Nacional y la Guardia Civil, que son los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, que garantizan la seguridad en el campo, la de todos los ciudadanos que viven en el campo y particularmente los derechos en este caso de los trabajadores asalariados”.

En la región, durante el segundo semestre del año, se contratan a alrededor de 40.000 asalariados al año para las campañas del ajo, el melón, la sandía o la vendimia que “nos ayudan a ser la región más competitiva en el sector agroalimentario”, ha señalado Martínez Arroyo.

El consejero de Agricultura ha recordado que en la región existen 120.000 empresarios agrícolas y ganaderos y una cuarta parte de ellos cotizan como autónomos en la Seguridad Social en el sistema especial agrario y, entre todos, se contratarán a “unos 40.000 asalariados cada año en campañas”.

En la región, ha expresado Francisco Martínez Arroyo, los profesionales del sector “cumplen la normativa legal para poder contratar a los trabajadores”, pero “si hay algún agricultor o ganadero que en Castilla-La Mancha no cumple con los requisitos legales de cotización a la Seguridad Social, de garantía de todos los derechos de todos los trabajadores, de dar a los trabajadores el alojamiento digno que deben tener, a ese agricultor y ganadero hay que desterrarlo de campo en Castilla-La Mancha”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

catorce + dos =