Lleva al Parlamento Europeo sus propuestas sobre directiva de prácticas desleales

Representantes de Unión de Uniones se han reunido en Bruselas con Paolo de Castro, vicepresidente de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural del Parlamento Europeo

Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, quien ya valorara positivamente el pasado abril la propuesta de directiva europea sobre prácticas desleales en la cadena alimentaria, ha viajado hasta Bruselas para conocer los avances de primera mano y para que sus propuestas se incluyan en dicha directiva.

Unión de Uniones ha mantenido una reunión con Paolo de Castro, vicepresidente de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural del Parlamento Europeo, con quien ya coincidiera la semana pasada en un acto organizado por la Delegación Socialista Española del PE en Madrid.

A lo largo de este encuentro, se ha valorado positivamente la Directiva, considerándola un avance que se podrá ir mejorando a futuro. Específicamente, Unión de Uniones considera que se debe incluir la venta a pérdidas así como la ampliación del campo de aplicación de la misma para que se aplique no solo a las prácticas desleales de los grandes operadores, sino también a las de dimensión menor que pueden actuar como intermediarios de aquellas.

De Castro, por su parte, se ha comprometido a poner en marcha los mecanismos necesarios para analizar esta situación y hacer continuas mejoras a la directiva de prácticas desleales que regulen el funcionamiento de la cadena alimentaria a nivel europeo.

La organización agraria también mantuvo una reunión este martes, 25 de septiembre, con la Dirección General de Industria Alimentaria, encabezada por Miguel Herrero, a quien le trasladó sus propuestas de mejora de la Ley de la Cadena Alimentaria.

Unión de Uniones valora que se hayan dado algunos avances en el tema de contratos y fechas de pago, pero considera que todavía hay sectores en donde se mantienen vicios del pasado y el reparto del valor de la cadena no se ha equilibrado, al seguir aumentando el diferencial entre el precio que perciben los productores y el que pagan los consumidores.

Asimismo, la organización ha puesto de manifiesto el arranque de la vendimia de este año en Castilla-La Mancha y otras regiones, con el polémico asunto del retraso en la publicación y la coincidencia de los precios de la uva como un síntoma claro de que se debe reforzar la ley y sus instrumentos.

Unión de Uniones ha pedido que a la Ley se incorpore una definición específica de posición de dominio, de tal forma que se pueda controlar y perseguir cuando se abusa de dicha posición para imponer a los eslabones más débiles de la cadena precios y condiciones injustos.

En este sentido, la organización ha insistido en que el grado de concentración de la industria y la distribución convierte en una burla el llamado libre mercado y que tanto la Directiva Europea como la Ley española deben actuar para equilibrar la cadena alimentaria y favorecer un reparto equilibrado de su valor añadido en beneficio de agricultores y ganaderos y de los consumidores.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × cuatro =