Cuatro detenidos por someter a precarias condiciones trabajo a temporeros rumanos

En Albacete

La Guardia Civil, junto con la Policía de Rumanía, las Inspecciones de Trabajo de España y Rumanía y las Agregadurías de Interior de Rumanía en Madrid y de España en Bucarest, han detenido a cuatro personas por la comisión de delitos de trata de seres humanos con finalidad de explotación laboral y habiéndose liberado a ocho víctimas, que estaban siendo sometidas a precarias condiciones de trabajo y de vida, tales como jornadas de trabajo, condiciones ambientales, salarios, amenazas, lesiones y cobros de deuda.

A este respecto las investigaciones, dentro del operativo de intensificación de inspecciones en la campaña de recogida de ajos en la provincia de Albacete, se mantienen activas y la Autoridad Judicial ha decretado el secreto de las actuaciones.

Asimismo, se han realizado cuatro inspecciones durante la campaña de recolección de ajos, en los municipios de La Gineta, Balazote y La Roda, en las mismas se han identificado a más de 500 personas, a las que se ha informado de sus derechos en España.

El ámbito agrario conforma uno de los sectores más sensibles en cuanto a la problemática relacionada con la explotación laboral y el fraude a la Seguridad Social. En España, la principal nacionalidad relacionada con la trata de seres humanos con fines de explotación en este sector es la rumana, durante el año 2018, un 32% de las víctimas y un 69% de los autores tenían este origen.

En esta acción conjunta y coordinada de la Guardia Civil y la Inspección de trabajo y Seguridad Social, que se ha llevado a cabo dentro del marco del Convenio de Colaboración firmado entre el Ministerio del Interior y el Ministerio de Empleo en el año 2013, se han intensificado las inspecciones en las campañas de recolección agrícola, y en la misma han participado agentes pertenecientes a la Comandancia de Albacete y la Unidad Técnica de Policía Judicial (UTPJ) de la Guardia Civil, contando además con la colaboración de agentes de la Policía y la Inspección de Trabajo de Rumanía.

Fraude en el ámbito de la seguridad social

En el transcurso de las inspecciones se han detectado situaciones que pudieran constituir infracciones en materia de fraude a la Seguridad Social. A este respecto, las conductas en el ámbito laboral encaminadas a defraudar a la Seguridad Social afectan al bienestar social, ya que fomentan la competencia desleal a través de la economía sumergida, estimulan la corrupción y atentan contra los derechos de los trabajadores.

Estas actividades ilícitas principalmente consisten en constitución de empresas ficticias sin actividad real, que simulan mantener relaciones laborales con trabajadores para la obtención indebida por éstos, de prestaciones de la Seguridad Social, así como fraudes en subvenciones o programas de ayuda (por ejemplo, bonificaciones a la contratación), mediante acceso indebido a las mismas por empresas que sin tener actividad, falsean sus datos para recibir las mismas.

La simulación de relaciones laborales en empresas con actividad real, para obtener indebidamente prestaciones de Seguridad Social, así como la usurpación de estado civil consistentes en el uso fraudulento de la documentación y filiación de una tercera persona para identificar a un inmigrante en situación irregular ante las distintas entidades con las que se relacionan las empresas de trabajo temporal, son otras de las actividades consideradas ilícitas.

Oficina Nacional de Lucha contra el Fraude

Para hacer frente a esta problemática, la Guardia Civil ha impulsado la colaboración con la Oficina Nacional de Lucha contra el Fraude, ha potenciado la investigación del fraude y, además, ha promovido la colaboración con las Administraciones en la realización de inspecciones en los diferentes ámbitos de riesgo y ha contribuido a generar conciencia social sobre esta problemática con el fin de disuadir su comisión.

Durante el primer semestre del año 2018, se mantuvieron 128 reuniones de coordinación a nivel nacional, autonómico y local con la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, y se han creado 257 Grupos Operativos mixtos entre Guardia Civil y la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social para actuaciones concretas en este ámbito.

Durante este periodo se han abierto ocho operaciones contra el fraude a la Seguridad Social, se han detenido y/o investigado a 271 personas y se ha descubierto un fraude estimado a la Seguridad Social por valor de 174.183,62 euros. Asimismo, se han investigado 463 empresas y se han detectado entre ellas a 10 que eran ficticias.

Por otro lado, se han realizado durante el mismo periodo 1.075 inspecciones a empresas, detectándose a 5 trabajadores de nacionalidad española y a otros 61 de nacionalidad extranjera que estaban ejerciendo sus funciones de forma irregular.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

catorce + 8 =