El sector vitivinícola analiza el futuro del viñedo sostenible en España

La adaptación de la estrategia de sostenibilidad de PAC; la importancia de la transferencia del conocimiento y la necesidad de avanzar en un nuevo modelo de agricultura sostenible son algunas de las principales ideas expuestas

La Interprofesional del Vino de España (OIVE), en colaboración con la Plataforma Tecnológica del Vino (PTV), ha celebrado en Logroño la jornada #SomosSostenibilidad. En este encuentro, que ha reunido a representantes del sector del vino, se ha analizado la estrategia hacia la sostenibilidad del viñedo español, así como los grandes retos y oportunidades que se presentan para el futuro.

Durante la inauguración, Ángel Villafranca, presidente de OIVE, ha destacado los resultados del acuerdo entre su organización y la PTV y la voluntad del sector vitivinícola de avanzar en la transición hacia un modelo más sostenible: “Desde la Interprofesional desarrollamos junto a la Plataforma Tecnológica del Vino actividades destinadas a la investigación y al conocimiento, para, entre otros fines, llevar a cabo proyectos que promuevan la sostenibilidad del sector. En este sentido, para que la sociedad sea sostenible tenemos que enlazar todos los eslabones de la cadena. La agricultura tiene su responsabilidad en ello, pero la concienciación por la sostenibilidad tiene que extenderse a todos los ámbitos de la sociedad”.

Por su parte, Camino Arroyo, subdirectora general de Frutas y Hortalizas y Vitivinicultura del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, ha analizado la estrategia hacia la sostenibilidad marcada por la Política Agraria Común de la Unión Europea y los grandes retos y oportunidades que se presentan al viñedo español. En este aspecto ha apuntado: “La sociedad nos exige generar más con menos recursos y para ello es imprescindible la labor de los centros de investigación en viticultura y la ciencia en general. La situación actual nos obliga a producir de forma sostenible y el sector vitivinícola lleva tiempo adaptándose a ello. En este marco, la Política Agraria Común es una palanca que nos acompaña en todo el proceso de avance, porque sin sostenibilidad económica no habrá sostenibilidad ambiental”.

Por su parte, Mireia Torres, presidenta de la Plataforma Tecnológica del Vino, ha señalado “la innovación, formación y colaboración” como claves para avanzar hacia la sostenibilidad del sector. “Debemos dar pasos adelante y estoy segura que seremos capaces de afrontar todos los retos de futuro”, añade.

Tres retos

Durante el primer bloque del encuentro se han analizado tres oportunidades y retos a los que se enfrenta actualmente el sector vitivinícola en términos de sostenibilidad. David Gramaje, investigador del Área Viticultura del Instituto de Ciencias de la Vid y del Vino (ICVV), ha expuesto las dificultades que suponen las enfermedades de la madera de la vid para la cosecha. Sergi de Lamo, vicepresidente de la Comisión Técnica de la Plataforma Tecnológica del Vino (PTV), ha reflexionado sobre el uso del cobre y azufre en la viticultura y Natalia Olarte, Directora I+D+i de Bodegas Riojanas, ha apelado a la importancia de la transferencia del conocimiento para el devenir del sector.

Las principales conclusiones que se han extraído son el impacto de la investigación en la transformación del sector vitivinícola y como consecuencia directa, en el bienestar social. Asimismo, la necesidad de homogeneizar la transferencia del conocimiento o la importancia de conocer el suelo para hacer un mejor uso de los recursos naturales.

Un acuerdo por la transición del viñedo español

Durante este año, la Administración Pública ha ratificado un total de seis proyectos de I+D+i sobre Cambio Climático y Sostenibilidad apoyados por la Plataforma Tecnológica del Vino (PTV) en el marco del acuerdo que mantiene con la Organización Interprofesional del Vino de España (OIVE).

De estos seis proyectos, uno de ellos se enmarca en el plano internacional y los demás se están llevando a cabo en el ámbito nacional. Todos ellos han movilizado un presupuesto global de casi seis millones de euros, habiendo obtenido algo más de cuatro millones de euros de financiación pública para su ejecución.

Estas iniciativas cuentan con la participación de un total de seis empresas (bodegas y empresas tecnológicas), cuatro organismos de investigación y dos entidades entre las que se encuentran asociaciones vitivinícolas y denominaciones de origen españolas.

La adaptación de las regiones de montaña al cambio climático, optimización de riego y disminución de sulfitos en bodega y el potencial de adaptación de variedades emblemáticas y minoritarias, son algunos de los retos que se estudiarán en estos trabajos de I+D+i que ya se están desarrollando.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × 3 =