Ozono Solutions mostrará beneficios del ozono en su aplicación en viña

En colaboración con ASAJA Castilla-La Mancha, el jueves 20 de febrero, en Socuéllamos (Ciudad Real), en el 2º Encuentro Interprovincial ‘El ozono, aplicaciones en la agricultura’

La empresa Ozono Solutions, en colaboración con la organización agraria ASAJA Castilla-La Mancha, va a organizar el 2º Encuentro Interprovincial sobre ‘El ozono, aplicaciones en la agricultura’, que tendrá lugar el jueves 20 de febrero a las 19:30 horas en Salones El Sastre (Paseo de la Concordia, 112) de Socuéllamos (Ciudad Real).

En este encuentro profesional, con entrada libre hasta completar aforo, se detallarán los beneficios del ozono en los tratamientos en la agricultura, a cargo de técnicos de la empresa. A la jornada asistirán agricultores que ya han aplicado ozono en campañas anteriores, así como potenciales usuarios de este tipo de tratamiento y profesionales del sector. Asimismo, se contará con representantes del Instituto Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario y Forestal (IRIAF), responsables de pilotajes que están realizando en parcelas de Socuéllamos. También habrá representantes regionales de la organización agraria ASAJA, de cooperativas, de bodegas y empresas, de la Universidad de Castilla-La Mancha, etc.

Usos del ozono

Desde Ozono Solutions destacan que el ozono tiene muchas aplicaciones en la agricultura gracias a su gran poder desinfectante, fundamentalmente en aplicaciones foliares y a través del agua de riego.

En el primer caso, se aplica con atomizadores, nebulizadores y pistola, sustituyendo a la mayoría de fitosanitarios, ya que el ozono es el fungicida más potente del mercado, sin residuos ni tiempos de seguridad tras aplicación.

A través del agua de riego -indican- aporta la oxigenación necesaria para destruir la mayoría de los patógenos (hongos, virus o bacterias), además de proporcionar la limpieza de gomas, goteros o filtros. Incluso, con altas concentraciones de ozono se puede llegar a conseguir una total desinfección de los suelos.

La época recomendada para estos tratamientos es el invierno, ya que el ozono es de uso preventivo y con las bajas temperaturas destruye esporas y huevos de insectos, evitando su aparición en los meses de verano. Por lo tanto, los tratamientos foliares deben comenzar tras la poda, pues la ausencia de hoja facilita el mojado correcto de las cepas, garantizando la desinfección en los cortes y evitando contagios de unas plantas a otras.

Además, desde Ozono Solutions indican que también contribuye a combatir enfermedades como la yesca, el mildiu, el oidio o a botrytis.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × 5 =