Excedentes, cosecha, consumo y exportaciones marcarán la próxima vendimia

El presidente de la cooperativa Virgen de las Viñas, de Tomelloso, Rafael Torres, pronostica “un mal año para vender vino de Castilla-La Mancha”

El presidente de la Cooperativa Virgen de las Viñas de Tomelloso (Ciudad Real), Rafael Torres, ha valorado este martes el mercado del vino tras la crisis del COVID, durante la presentación del Certamen Cultura de esta cooperativa, de las más grandes del mundo.

Torres no augura un buen futuro para el mercado del vino producido en Castilla-La Mancha por los bajos precios que se pueden pagar debido a los excedentes de cosecha que existen en las bodegas de la región.

Torres ha vaticinado que para la próxima vendimia se prevé que, salvo circunstancias extrañas, se dé una gran cosecha de uva en la región, por lo que habrá una gran producción de vino, que unido a los excedentes, a la paralización de las exportaciones y al descenso del consumo por la pandemia hará bajar los precios.

Sobre las ayudas ministeriales a la destilación de crisis, ha indicado que ronda los 3 millones de hectolitros y no será una medida suficiente para aliviar de vino las cooperativas y bodegas.

En consecuencia, ha apuntado Rafael Torres, “los viticultores pueden ver muy mermados sus ingresos, ya que, la otra medida adoptada, el almacenamiento de vino, tampoco será muy efectiva”.

En cuanto a la campaña de la vendimia de este año, ha estimado que será probablemente entre un 30 a un 40 por ciento superior a la del año pasado, por lo que se estará ante una gran campaña de vendimia.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

13 − diez =