Uno de cada cuatro ganaderos de vacuno de carne está en edad de jubilación

Mientras que sólo el 11,6 % de los granjeros tiene menos de 40 años

vacas

Uno de cada cuatro ganaderos españoles del vacuno de carne está en edad de jubilación (más de 65 años), un porcentaje que sube al 42 % cuando se trata de una granja pequeña, mientras que sólo el 11,6 % de los granjeros tiene menos de 40 años.

Es uno de los datos dados a conocer este lunes en la presentación que ha hecho la Organización Interprofesional de la Carne de Vacuno (Provacuno) del informe «Análisis del sector Vacuno de Carne español» realizado entre 2020 y 2021 con datos del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA) y que contiene también una encuesta sectorial a más de 260 granjas.

La edad media de los titulares de las granjas de vacuno es de 58 años, y la franja de edad más frecuente es la que va de 51 a 65 años.

En materia de relevo generacional, la encuesta revela que el 43 % de los ganaderos de más de 60 años no tiene pensado nada al respecto; el 32 % tiene previsto el relevo generacional dentro de su familia; un 18% piensa que cerrará la granja una vez se jubile mientras que el 7 % restante prevé un relevo generacional con personas de fuera de la familia.

En conjunto, el 57 % de los ganaderos considera que el sector tiene futuro a pesar de que la baja rentabilidad y la presión administrativa se identifican como las mayores dificultades para el mantenimiento de la actividad.

Tipos de granjas

Destaca el hecho de que la práctica totalidad de las explotaciones (casi el 99 %) tienen menos de 400 vacas y predominan las que tienen entre 20 y 50 animales.

Las granjas de vacas nodrizas son las más abundantes, frente a las de cebo y el 64 % del vacuno español censado está en extensivo.

Ámbito económico, laboral y social

Dentro de ese apartado, destaca que el 87 % del total del sector se concentra en el medio rural y que el 40 % de sus actividades se localiza en áreas con riesgo de despoblamiento.

La mayoría (un 88 %) de las granjas tiene cobertura de móvil en sus instalaciones y el 71 % de ellas cuenta con una red móvil suficiente como para poder instalar algún sistema de monitorización del estado de los animales.

En cuanto a ingresos y gastos, las ayudas de la Política Agrícola Común (PAC) supusieron el 37 % de los ingresos brutos (año 2019) mientras que el 54% ha realizado alguna inversión en las infraestructuras permanentes de la granja en los últimos cinco años.

Un dato llamativo es que los ganaderos disfrutaron de una media de 5,4 días de vacaciones en 2019, “aunque hay muchos de ellos que no han podido tenerlas”; en los últimos cinco años la media de disfrute vacacional ha sido de 11 días.

La presencia de la mujer

En esta área, el estudio revela que el 17 % de las personas que se contratan son mujeres.

Casi cuatro de cada 10 granjas las gestiona una mujer, llegando al 41,3 % en el caso de las de vaca nodriza y permaneciendo en un 25,4 % en las del engorde de terneros.

La presencia de la mujer como titular de explotación es más frecuente en las granjas de tamaño pequeño y mediano que en los estratos de tamaño superior.

Uso de pastos y prácticas sostenibles

Una amplia mayoría de las explotaciones (el 74 %) cuenta con pastos, propios o alquilados.

En cuanto al uso de subproductos de origen animal, dos terceras partes de los productores que manejan estiércol sólido lo aplican ellos mismos al campo y un tercio mantiene algún tipo de almacenamiento de deyecciones liquidas.

El dossier recoge que la fertilización de los pastos se realiza mayoritariamente con el propio estiércol mientras que «sólo un 20 % utiliza fertilizantes inorgánicos y un 17 % no aplica abonos».

El 93 % de los ganaderos consultados señala que las áreas de producción ambiental han aumentado en los últimos años en sus granjas.

Uso de energía y gestión de residuos

Más de la mitad de las explotaciones encuestadas (el 53 %) usa energía eléctrica en las instalaciones; el 6 % cuenta con gas y el 68 % usa gasóleo.

El número de granjas que usa energías renovables no llega al 10 %, y son las placas solares el sistema más utilizado.

El consultor agroalimentario Manuel Laínez ha indicado que los objetivos del informe son conocer las características socio-económicas del sector, caracterizar los modelos de producción y conocer la situación actual de las instalaciones ganaderas.

También se ha pretendido con estos datos «sentar las bases para diseñar estrategias de investigación e innovación» que sirvan para avanzar en áreas como la sostenibilidad.

El acto de presentación del informe «Análisis del sector Vacuno de Carne español» ha sido inaugurado por el presidente de Provacuno, Eliseo Isla, mientras que la clausura ha corrido a cargo de la directora General de Producciones y Mercados Agrarios, Esperanza Orellana.

También se ha celebrado una mesa redonda sectorial en la que además de Laínez, han intervenido la profesora de la Universidad de Valladolid, Margarita Rico, y el director de Provacuno, Javier López; mientras que la jefa adjunta de la unidad «Unit B3 Sostenibilidad Social» de la Comisión Europea, María Gafo, ha desarrollado una ponencia sobre el sector agrícola en la UE. EFEAGRO

Publicidad

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

nueve − seis =