El papel de las tecnologías modernas en la agricultura

drones

Al hablar del papel que juega la tecnología en el área agrícola, se puede decir que ha ido resurgiendo mediante los años como una herramienta que mantiene una estrecha relación   o conexión entre el hombre y la naturaleza, y donde su objetivo primordial es transformar la naturaleza en beneficio propio, llevándola de la manera tradicional a la innovación tecnológica, sin tomar en cuenta el impacto ya sea económico o sociocultural que altera el orden social. El proceso de modernización de la agricultura genera una gran expectativa por el incremento de la productividad del recurso más escaso del momento, creando así el caos del mercado, ya sea en territorio regional, nacional, e internacional.

La agricultura es la columna vertebral del sistema económico de un país porque incorpora a la silvicultura, los productos lácteos, el cultivo de frutas, aves de corral, y la apicultura entre otros. Con la agricultura es posible generar la producción, transformación, promoción y distribución de productos agrícolas, que no solo brindan alimentos y materia prima, sino que también generan empleo a gran parte de la población, siendo el impulso o motor económico de los países en desarrollo.

Así como evoluciona drásticamente la población también ocurre en la agricultura, pues las granjas ya no trabajan de la misma forma que lo hacía hace una década. Gracias a los avances tecnológicos que desarrollan nuevas herramientas, ahora se implementan sistemas de robótica, sistemas de análisis de precisión, lo cual brinda a las empresas mayor rentabilidad, eficiencia, y sobre todo, un amplio respeto con el medio ambiente.

En ese mismo sentido se puede decir que al incluir la tecnología en la agricultura se logra la posibilidad de lograr una buena producción acorde con el medio ambiente, obteniendo así muy buenos resultados de manera sostenible y sustentable. Sin embargo, nada de esto sería posible sin la educación, los estudios, avances y ejemplos de ensayos prácticos que se llevan a cabo en la universidad y laboratorios de investigación, donde los estudiantes e investigadores cada día buscan la manera de alcanzar la mejor y mayor producción de alimentos para toda la humanidad.

El rol de la educación en materia agrícola consiste en crear profesionales que preparados para mejorar las condiciones de la agricultura constantemente. Siendo esta un área tan amplia, es importante contar con grupos multidisciplinarios, no solo en las áreas de agronomía, horticultura, zootecnia, fruticultura, olericultura, sino también en economía, arquitectura, ingenieros en sistemas, ingenieros industriales, entre otros.

Es importante que desde el inicio de estudios superiores se diseñen propuestas integradoras de todas las áreas de la ingeniería, donde preparen ingenieros que enfrenten la creciente demanda actual de alimentos, y que  las ideas se adapten a nuevas formas o alternativas que mejoren continuamente la dinámica global, y que tomen la tarea de investigar en  ensayo sobre la ingeniería para el instituto,  en este sitio los estudiantes logra ampliar sus horizontes y mejorar su formación en el buen funcionamiento de la sociedad, en temas complejos como economía actual, que son importantes en el desarrollo de un país, y que no solo genere respuestas a las necesidades inmediatas sino que esté disponible y se planifique a largo plazo  con avances tecnológicos industrializados que se adapte a la mejor manera posible a su entorno.

Los productores y agricultores están claros en los beneficios y ventajas que trae el avance tecnológico, por eso la creciente demanda de equipos y herramientas cada vez más avanzadas. Ejemplo de esto es la tecnificación del campo con sistemas de ECO crop monitor, smart agro, agrotech o Agricultural Technology, en resumidas palabras agricultura de precisión, donde la informática está al servicio de la agricultura, con sistemas satelitales o drones que toman imágenes de alta resolución de los espacios cultivados para tener un estimado de cuánto fertilizante o nutrientes se requieren para una buena producción de la cosecha.

drones

En conclusión, es posible afirmar que gracias a estos avances tecnológicos es posible mejorar el presupuesto evitando gastos innecesarios como el uso excesivo de fertilizantes y pesticidas. En los tiempos que corren también es posible trabajar en áreas específicas, entendiendo la gran cantidad de beneficios con el uso de la tecnología, siendo uno de ellos la mayor productividad de los cultivos, el control y el uso mínimo de vertidos químicos en los ríos y aguas subterráneas y el ahorro de tiempo, porque no igual fumigar con un tractor de arado, que con un dron. Gracias a la tecnología satelital es posible realizar monitoreos de la calidad de aire, agua, temperatura y precipitación y la utilización de agua para riego, haciéndolo más confiable para los productores, todo esto en busca de reducir el impacto ambiental y ecológico, siendo el reto más importante en el campo agrícola en un planeta sobrepoblado donde sus recursos son claramentes finitos.

Robert Griffith. Escritor e investigador, con diversas publicaciones en temas de sociología y política, exponente del pensamiento crítico y apasionado por la enseñanza.

Publicidad

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

dos × 4 =