¿Por qué la algarroba ha aumentado considerablemente su precio?

Se ha multiplicado hasta por diez en la última década

algarrobo

El aprovechamiento de nuevas aplicaciones alimentarias, medicinales y cosméticas de la algarroba ha convertido este fruto seco en uno de los cultivos más revalorizados de la agricultura española y valenciana, situándose su cotización en origen entre 1,6 y 2,5 euros por kilo, unos precios récord y en máximos históricos que se han multiplicado por diez en la última década.

La algarroba es el fruto del algarrobo, nombre común a diversas especies de árbol, comunes tanta a zonas cercanas del Mediterráneo en Europa (especies del género Ceratonia, como la Ceratonia siliqua), como a regiones de Sudamérica (especies del género Prosopis, como la Prosopis Alba), según recoge Wikipedia.

Es un árbol duro y resistente, pero lento en dar sus primeros máximos de producción ya que tarda unos siete años desde su nacencia. Pero, a partir de ahí, la producción de frutos por árbol es muy alta dentro de cada ciclo anual. Su producción óptima puede llegar a los 90 e incluso a los 180 kilogramos por campaña.

El algarrobo es propio de países de clima suave. Su zona de cultivo coincide con la de olivo, vid o almendro. Es una planta muy resistente a la sequía.

El fruto es una vaina coriácea de color castaño oscuro, de 5 a 8 centímetros de longitud, que en el algarrobo blanco contiene una pulpa gomosa. Esta vaina contiene las semillas, parecidas a una lenteja grande.

El algarrobo mediterráneo produce unas vainas entre 10 y 15 cms. de longitud, de aspecto comprimido, indehiscentes, de color verde cuando no han alcanzado su madurez, y pardas cuando ya están maduras, o sea, a finales de verano. En estado de madurez, la vaina tiene un sabor dulce muy agradable, y de ella se obtiene al ser molida sin semillas la algarrobina, con múltiples aplicaciones en alimentación humana y como composición de pienso para animales.

Las semillas mantienen su poder germinativo, debidamente almacenadas, hasta 10 años y poseen la particularidad de mantener sus propiedades aun después de haber padecido un incendio. Su germinación es dilatada en el tiempo debido a su impermeabilidad, que incluso se acrecienta cada vez más conforme van envejeciendo. Para inducir la germinación de estas semillas debemos aplicar técnicas como el remojo.

La algarroba es conocida por sus múltiples propiedades antibacteriales, antimicóticas, antiparasitarias y nutricionales debido a sus características químicas y bromatológicas. La pulpa de su fruto tiene alto contenido de fibra rica en sustancias antioxidantes y con alta capacidad de absorción de agua.

Sin embargo, la cara oculta de esta tendencia positiva es el mayor interés de los ladrones atraídos por un producto de alto valor económico y de fácil sustracción en el campo.

 

Publicidad

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

17 − 7 =