APAG denuncia pasividad de la administración ante los ataques de buitres

APAG convocó a los ganaderos afectados por ataques de buitres en las últimas semanas y a los medios de comunicación para explicar la situación que están viviendo estos profesionales, que se enfrentan casi a diario a estos ataques, sobre sus animales débiles, como las vacas de parto o recién paridas que aún no pueden levantarse del suelo o los ternero recién nacidos.

El presidente de APAG, Antonio Zahonero, ha denunciado “la pasividad de la Administración ante un problema que no se puede soportar más”, así como el retraso en abordar este asunto, con un plan de gestión que llega con años de retraso, cuando ya el problema se ha agravado.

Se ha creado un desequilibrio, aseguraba Antonio Torres, secretario general de APAG, pero es a la Administración regional, “a quien la corresponder plantear las soluciones, pues bien claro lo dice en el Plan de Gestión, que son los Estados miembros los responsables y esas competencias están transferidas”.

Para APAG la idea de la Consejería de Agricultura, de ampliar la red de muladares no es la solución “porque si no hay comida que echar no sirven para nada y además hay que pensar que estos muladares también favorecen el incremento de las poblaciones de buitres”.

“A lo mejor el buitre tiene que pasar de ser especie protegida a ser especie invasora, que está tan de moda ahora- señala Torres- para que se tomen las medidas necesarias”
Torres ha explicado que además en la Sierra Norte, donde se están produciendo estos ataques solo existen tres muladares- de los 8 activos en la provincia- y tienen escaso aporte de carroña, y los otros cinco, están en la zona del Alto Tajo.

El secretario de APAG, ha anunciado que el próximo martes, 12 de abril, se reunirán con la directora general de Agricultura, Cruz Ponce, para analizar este asunto.

Por su parte los ganaderos afectados coincidieron en que este año los ataques son muy intensos y repetidos y que se ven enormes grupos de buitres al acecho de cualquier animal en situación comprometida, como en un momento de parto o si está herido, “porque están muertos de hambre y más ahora que están criando y tienen que alimentar a las crías.

Hablan los ganaderos

Ángel Martínez, ganadero de Valdepeñas de la Sierra, que sufrió un ataque el 26 de marzo, se quejaba de que además resulta difícil poder demostrar estos ataques cuando lo que se encuentran ya es el ganado muerto, lo que imposibilita cobrar el seguro para quien lo tiene, que son los menos.

Por otra parte las indemnizaciones no compensan “pues nos quieren aviar con ayudas de 500 euros , mientras el coste real de una vaca o un ternero puede ser de 1.500 euros”.

Ultimos ataques

Valdepeñas de la Sierra sufrió dos ataques el 26 de marzo, con el resultado de dos vacas y dos terneros muertos; Las Navas de Jadraque, un ataque el 27 de marzo, con el resultado de una vaca y un ternero muerto.

En La Nava hubo un ataque eld ía 3 de abril, resultando muerto un ternero; en Cantalojas hubo otro el día 5 de abril, con una vaca muerta y en Atienza dos ataques los días 1 y 5 de este mes de abril, con dos vacas y dos ternero muertos

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

11 − seis =