Dos linajes diferentes de ciervos conviven en España

Un trabajo de investigación de la Universidad de Córdoba (UCO) y el Instituto de Agrobiotecnología (CSIC-Universidad Pública de Navarra) ha observado las diferencias genéticas entre los ciervos que pueblan los montes españoles con los de otras partes de Europa y ha confirmado la existencia de dos linajes diferentes dentro de la subespecie ibérica.

A través de un análisis del ADN de hasta 680 especímenes, tanto peninsulares como de otras partes del continente, los científicos han podido saber que estas dos poblaciones locales se diferenciaron durante la última era glacial, por lo que tienen una antigüedad de, al menos, 12.000 años.

El estudio, publicado en ‘Ecology and Evolution’, sugiere que las reintroducciones de estos cérvidos para caza debe tener en cuenta estas poblaciones locales, con el fin de preservar sus singularidades.

El ciervo común (Cervus elaphus) está ampliamente distribuido por Europa, donde forma parte de sus estampas de montaña y es un importante recurso cinegético. Los taxónomos han descrito diferencias en la especie según zonas geográficas y han establecido varias subespecies de ciervos, entre ellas, la ibérica (Cervus elaphus hispanicus).

El estudio recoge que a pesar de la existencia de estos dos linajes, el ciervo de la Península Ibérica permanece como una subespecie bien diferenciada de las subespecies del norte de Europa lo que indica que para proteger al ciervo ibérico se deben seguir controlando tanto las introducciones de ciervos de otras áreas de Europa como impedir las traslocaciones de ciervos entre los dos linajes españoles si queremos conservar este elemento de nuestra biodiversidad.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

siete − 7 =