UCLM y SIC Agroalimentaria forman sobre nuevo etiquetado alimentos, en Tomelloso

A partir de 13 de diciembre, la normativa europea exige incluir información nutricional

La Universidad de Castilla-La Mancha, a través de su Facultad de Ciencias y Tecnologías Químicas, en colaboración con SIC Agroalimentaria, empresa de servicios integrales a la cadena agroalimentaria, ha desarrollado hoy en Tomelloso el curso ‘Herramientas para etiquetar correctamente los alimentos’, centrado en la Información Nutricional. Una jornada en la que han participado más de veinte empresas de toda la región, además de estudiantes universitarios y representantes de la administración y en la que han intervenido Almudena Columé y Enrique Estrella, farmacéuticos de Salud Pública de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

Ambos ponentes han abordado los cambios en la normativa europea del etiquetado, relativos a la información nutricional, que entrarán en vigor el próximo 13 de diciembre y que obligan , a partir de esa fecha, a incorporar en las etiquetas de productos agroalimentarios información sobre valores nutricionales que hasta ahora era opcional incluir, aunque muchas empresas lo vienen haciendo desde hace tiempo.

También ha intervenido el responsable de calidad de SIC Agroalimentaria, Andrés García, quien ha afirmado que “afortunadamente somos consumidores bien informados, porque en la etiqueta tenemos una gran cantidad de datos que nos facilitan la elección el producto que vamos a comprar”. A los datos sobre alérgenos en los que, asegura, se está haciendo hincapié en los últimos años porque cada vez es mayor el número de personas, entre un 5 y un 10% de la población, afectado por alergias alimentarías, se va a sumar a partir del próximo mes (13 de diciembre), con carácter obligatorio, la información nutricional, que se incorpora ante el aumento de problemas de obesidad y sobrepeso en Europa.

La información sobre alérgenos es esencial para que los alérgicos puedan elegir alimentos que sean seguros para ellos y para el conjunto de la población lo es también, asegura García, la información sobre valores nutricionales, que incluye contenido de energía, grasas, ácidos grasos saturados, hidratos de carbono, azúcares, proteínas y sal, muy importante también para elegir un alimento que permita hacer dieta saludable.

Son elementos, ha apuntado el responsable de calidad de SIC Agroalimentaria, “que la mayoría de las empresas ya han incorporado en su etiquetado, haciendo un gran esfuerzo, para informar de manera veraz a los consumidores, a pesar de que hasta ahora no era obligatorio hacerlo”.

Según Garcia, los consumidores pueden estar tranquilos hoy en día, pero no solo por la información del etiquetado, “sino también por el trabajo de las empresas, que detrás del mismo tienen un sistema de autocontrol sanitario que lo que trata es de garantizar que el consumidor, cuando consuma un producto, lo haga con total seguridad”. Y es que, recalca, los niveles de seguridad alimentaria que hay en la actualidad son “los más altos que ha habido en la historia” y los casos de problemas alimentarios tanto en el consumo doméstico, como en bares o restaurantes son muy puntuales.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × cuatro =