Ecologistas presenta dos nuevas denuncias por incumplimiento medioambiental en Los Capellanes

En marzo de 2016 ya denunció ante el ayuntamiento de Villaescusa de Haro y ante la Consejería de Agricultura por impedir paso en zonas de servidumbre

Ecologistas en Acción ha registrado dos nuevos escritos por incumplimiento de la declaración de impacto ambiental (DIA) del proyecto de vallado ganadero de la finca La Sierra, en Villaescusa de Haro (Cuenca) al impedir el paso en zonas de servidumbre.  En marzo de 2016, la organización ecologista ya denunció ante el ayuntamiento de Villaescusa de Haro y ante la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, el incumplimiento de esa declaración de impacto ambiental del proyecto de vallado ganadero de la citada finca de la localidad conquense, puesto que no se respetó, informa la organización ecologista, el tipo de vallado, impidiendo el paso de fauna.

Este proyecto consistía en el cerramiento de una superficie de 675ha que incluía la laguna de Los Capellanes, un humedal singular, tanto por su ubicación junto al río Záncara a mitad de camino los humedales manchegos y la laguna de El Hito, como por su buen estado de conservación. A pesar de las singularidades de la laguna y el entorno, se autorizó por parte de la Confederación Hidrográfica del Guadiana y de la Consejería la inclusión de la laguna dentro del recinto vallado, aunque se condicionaba al libre paso en las zonas de servidumbre del dominio público hidráulico. Ecologisgtas en Acción incide en que se ha constatado la colocación de candados en cada una de las puertas que impiden el acceso por las zonas de servidumbre. Por eso ha vuelto a denunciar esta semana, el incumplimiento de la DIA, ante la Consejería y el condicionado que puso la Confederación y el propio ayuntamiento en la licencia municipal, ante la Confederación Hidrográfica del Guadiana.

La laguna de Los Capellanes tiene una gran importancia ambiental por ser un humedal con presencia permanente de agua, en plena ruta migratoria para la avifauna y mantener en muy buen estado de conservación todos los estratos de la orla de vegetación propia de este tipo de humedales; desde el vaso lagunar, hasta la vegetación de ribera. Según explica Ecologistas en Acción la batimetría y morfología es atípica, pues tiene forma de media luna a diferencia de otras lagunas kársticas sobre yesos, de las que hay varias en la zona y que son circulares. Tiene unas cuatro hectáreas de superficie, una longitud máxima de 304 m y una anchura máxima de 131 m. A falta de la caracterización fisico-química, su aguas dan indicios de tener un bajo contenido en nutrientes (oligotróficas) y por tanto no tiene señales de contaminación antrópica. Todas estas características y especialmente la presencia de agua todo el año, le confieren una gran singularidad.

Añade Ecologistas que el entorno guarda una importante presencia de elementos geomorfológicos y naturales que favorecen una variada biodiversidad: elementos kársticos, comunidades gipsícolas, ambientes esteparios, poblaciones de quirópteros,…

Por todo ello, recuerdan, en noviembre de 2015 se inicia una colaboración entre Ecologistas en Acción y la Asociación Medioambiental “Fuente Breñosa” (una asociación creada por los vecinos de Villaescusa de Haro y de otros pueblos cercanos), de cara a dar pasos a su conservación. Fruto de esta alianza, en junio de 2016 se presenta un informe, elaborado por una ingeniería y financiado por ambas entidades, en la que se solicita ante la Consejería de Agricultura y Medio Ambiente, la declaración de una figura de protección que comprenda no sólo la laguna, sino el entorno inmediato con presencia de estas formaciones singulares y poblaciones de fauna protegida. Estas gestiones se intensificaron durante todo 2016 ante la amenaza de la construcción de un vallado. Sin embargo a día de hoy Ecologistas en Acción de Cuenca no ha recibido, aseguran, respuesta favorable por parte de la Consejería, de cara a su protección.

Según documentación presentada por el propietario de la finca aneja a la laguna, el cerramiento proyectado tiene la finalidad de servir a una actividad ganadera de ovino y caprino y cría de caballos de pura raza, pero las características de la obra realizada se desvían de lo autorizado. Actualmente no hay actividad ganadera de este tipo, pero sí hay aprovechamiento cinegético, por lo que parece que el planteamiento de la actividad ganadera no deja de ser un medio para conseguir el cerramiento impermeable de la finca y darle este otro uso mucho más agresivo con los recursos con que cuenta la zona.

Ecologistas en Acción, anuncia que seguirá luchando para conseguir la protección de la Laguna de Los Capellanes y su entorno.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × tres =