Importante avance en los trabajos de Vías Pecuarias de Manzanares

Se está reforestando con plantas autóctonas

Julián Nieva, alcalde de Manzanares, ha realizado una visita a la Cañada Real Soriana y Cañada Real de Cuenca, donde se están llevando a cabo trabajos de limpieza y reforestación en las correspondientes veredas, limpiándolas de escombros y retirando toneladas de piedras que escondían el espacio naturalizado. Además, se ha preparado el terreno, consiguiendo que sea más adecuado para la plantación.

El objetivo fundamental es el deslinde del espacio público, los 75 metros de ancho que deben tener estas veredas y que se ha recuperado. De igual manera, se está estudiando como dotar a la población de instalaciones que mejoren la realización de la trashumancia, y existan así unas condiciones dignas para pastores y animales.

Nieva, acompañado de la concejal de medio ambiente, Isabel Díaz-Benito; del técnico responsable de Vías Pecuarias de la Junta de Comunidades, José Ramón Ramos, y de la técnico de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Manzanares, Sagrario Camacho, han visitado el entronque de la Cañada Real Soriana con el casco de Manzanares, en el Cristo de las Agonías; La Vereda Real Soriana -Vereda de Siles-; Vereda Real Soriana en su tramo a Llanos, y la Vereda Conquense, en dirección a Alcázar de San Juan.

En la visita Julián Nieva ha valorado “muy positivamente” el trabajo que se está realizando desde la Consejería de Agricultura, asegurando que se está acometiendo una magnífica actuación. La reforestación y deslinde que se está llevando a cabo, así como la limpieza general de las vías pecuarias, harán posible que el entorno de Manzanares en unos años tenga un aspecto mucho más importante “y será sin duda una actuación para la historia”, ha señalado el regidor.

Este año se ha actuado sobre el tramo de la Vereda Real Soriana, dirección Llanos del Caudillo, y en la Vereda Conquense dirección Alcázar de San Juan. El comienzo de este programa ha tenido lugar en Manzanares, “lo cual es una satisfacción enorme”, ha manifestado la concejal de Medio Ambiente, Isabel Díaz-Benito, que argumentaba “que no hay que olvidar que históricamente la ciudad ha sido un gran nudo de comunicaciones, no solo por carretera sino también en cuanto a trashumancia y ganadería”.

En este sentido, Díaz-Benito ha informado que en la primera actuación, que se llevó a cabo en la Vereda de Siles -Real Soriana-, ya se aprecian las encinas con una altura que oscila un metro, “siendo un éxito, pues prácticamente todas las plantas han conseguido arraigar”, y al parecer el protector se quitará en un par de años. También indicar que se realizará la limpieza del espacio de Vereda que ya dentro del casco de Manzanares, ocupaba el acceso a la carretera del Moral.

Los trabajos que se están realizando son la reforestación con plantas autóctonas, tales como encinas, retamas y romero entre otras. En este sentido el alcalde de Manzanares, Julián Nieva hace un llamamiento a la colaboración y concienciación de todos, “hay que educar para mantener el medio” -decía-, y es importante no arrojar ningún tipo de elemento que no sea compatible con el medio natural, y de este modo proteger el trabajo que se está realizando, “pues ahora en lo que se trabaja es en la recuperación de espacios naturales para las personas”. Además, el Ayuntamiento tiene la intención de colaborar en las zonas más cercanas a la población en todas sus actuaciones.

Según adelantaba el primer edil en esta visita, cabe la posibilidad que en esta legislatura la ciudadanía ya pueda ver como se han recuperado algunos espacios naturales, “pues se continuará colaborando al máximo con la Consejería”. Algunas de estas actuaciones, son el final del Paseo de Andalucía al lado de la Ermita del Cristo de la Agonías, donde hay una parte de la Cañada Real “que estaba absolutamente abandonada”, donde se podrá hacer una actuación, tanto de limpieza como de recuperación.

Las Cañadas que pasan por Manzanares son la Cañada Real Soriana y la Cañada Real de Cuenca, y las Vías Pecuarias se clasifican en Cañadas, cuando su anchura no exceda de 75 metros; Cordeles, cuando su anchura no exceda de 37,50 metros; Veredas, cuando su anchura no exceda de 20 metros; Coladas, de anchura variable; Descansaderos, definidos por su situación, superficie y límites; Abrevaderos, majadas y cualquier tipo de territorio o instalación anexos a ellas, para uso del ganado trashumante y de los pastores que los conducen.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

18 − 12 =