El consejero de Agricultura detalla las ayudas de modernización de regadíos

Francisco Martínez Arroyo ha visitado la Sociedad Agraria de Transformación (SAT) ‘La Serna’, de La Solana (Ciudad Real)

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha manifestado el apoyo del Gobierno de Castilla-La Mancha “a los agricultores que llevan años apostando por regadíos eficientes” y ha avanzado el impulso desde la Consejería a su “unión en defensa del acceso al agua”. Así lo ha manifestado durante su visita a la Sociedad Agraria de Transformación (SAT) ‘La Serna’ de La Solana que aprovecha el agua de la depuradora municipal para el riego de cultivos tan sociales como el viñedo y el olivar, y cuyos socios se podrán beneficiar de la línea de Ayudas a la Modernización de Regadíos de su departamento.

Martínez Arroyo, acompañado del director general de Desarrollo Rural, Javier Carmona; el alcalde de La Solana, Luis Díaz Cacho, y del presidente de la SAT ‘La Serna’, Gregorio Montoya, así como agricultores de la localidad, ha visitado la balsa que abastece el proyecto “ejemplo de economía circular” y ha conocido la necesidad de mejorar la conductividad de aguas residuales, sobre todo en este año tan afectado por la sequía.

En este sentido, ha avanzado que las ayudas dotadas con 31,1 millones de euros van dirigidas a comunidades de regantes y otras entidades de usuarios (incluyendo las SAT) que ya estén constituidas y tengan concesión de derechos de agua para la transformación “de secano a regadío, en acuíferos no sobreexplotados” y para la modernización, “en acuíferos sobreexplotados, que apuesten por ahorro de agua y energía”.

Para ello, como ha explicado el consejero, los criterios establecidos priorizan el mayor porcentaje de mujeres, de jóvenes y la existencia de titularidades compartidas; un mayor número de regantes dentro de la Entidad Asociativa beneficiaria (Comunidad de Regantes o SAT), la menor superficie media por regante y las zonas declaradas de interés general o regional. También los municipios con menor número de habitantes y zonas ITI, que apuesten por el ahorro de agua, de energía y su pertenencia a la Red Natura 2000.

“Entendemos que el futuro de la agricultura en nuestra tierra pasa por el uso del agua”, ha señalado Martínez Arroyo, insistiendo en que “sin agua, la rentabilidad es muy inferior” y, de media, una hectárea de regadío supone cuatro veces mayor riqueza, mayor valor añadido bruto que una hectárea de secano. Es decir, ha dicho el titular de Agricultura, “no podemos prescindir del agua y, por eso, este esfuerzo tan grande que hacemos desde el Gobierno de Castilla-La Mancha”, en una convocatoria que se publica este otoño.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 + cuatro =