Cuentas “muy saneadas” en Bodega Almazara Virgen de las Viñas (Tomelloso)

Así lo ha afirmado el presidente de la cooperativa, Rafael Torres, que ha informado de los asuntos tratados en la Asamblea General que la entidad celebró este domingo

Bodega Almazara Virgen de las Viñas tiene unas cuentas “muy saneadas”, según ha señalado su presidente, Rafael Torres, que este lunes ha informado de los asuntos más relevantes tratados en la asamblea general que la entidad celebró el domingo. La cooperativa cuenta con un patrimonio neto de 42.815.000 euros una cifra que, ha destacado Torres, indica la modernidad de las instalaciones que en los últimos 12 años se han renovado casi por completo. El endeudamiento es de 1.299.000 euros, las ventas correspondientes al año pasado fueron 71.440.000 euros y se obtuvo un beneficio de 6.745 euros, una cifra esta última algo menor a la del año anterior Este año, ha explicado el presidente de la cooperativa el beneficio es menor “ya que la campaña se desarrolló con unos precios bastante bajos y se han dirigido todos los beneficios hacia los socios”. El activo es, ha indicado también, de 48.022.000 euros. Una cifra también ha recalcado, muy buena.

Además, ha añadido, las inversiones van a buen ritmo y las obras iniciadas estarán finalizadas a finales de agosto o principios de septiembre de este año. Ha avanzado así mismo, que la ampliación de la embotelladora estará en funcionamiento en el primer trimestre del año 2019 y que se está haciendo un “mini museo en los antiguos trujales”, donde está previsto colocar unas barricas firmadas por personalidades que han pasado por la cooperativa y unas mesas para poder degustar los vinos, además de una sala de proyección. Todo ello, ha explicado orientado hacia el enoturismo, otra de las apuestas de la entidad y como homenaje a quienes excavaron las cuevas, “los picadores y las terreras”
Son obras finaciadas con cargo a las ayudas FOCAL y tienen que estar finalizadas en el primer trimestre de 2019.

Todas estas inversiones, ha recalcado Torres, son necesarias para “seguir creciendo, mejorando las elaboraciones y situándonos en más países donde poder introducir nuestros vinos, dentro de la política de expansión de la entidad”.

El presidente de la cooperativa ha lamentado sin embargo que no haya más entendimiento para crear grandes grupos de comercialización, a través de fusiones con otras cooperativas, que favorecerían posibilidades económicas más amplias “y que permitirían acometer retos que de forma individual son más difíciles de desarrollar”. Son varios los factores que están influyendo, ha incidido, para que no se produzcan más fusiones: por un lado las dificultades para cuadrar las cuentas y balances de las entidades implicadas y las condiciones tecnológicas de éstas y por otro, “que hay personas que no quieren perder el protagonismo que tienen” y que hacen difícil alcanzar acuerdos. Aun así la cooperativa ya realizó dos fusiones y ha negociado con otras entidades, aunque hasta ahora no se han materializado en nuevas operaciones.

Socios satisfechos con las liquidaciones

En cualquier caso, Bodega Almazara Virgen de las Viñas “está funcionando muy bien” y los socios, ha apuntado Torres, están satisfechos con el trabajo que se está haciendo y con las liquidaciones que obtienen, “acorde con el volumen de uva que está entrando y con la defensa de sus intereses”. En la última campaña de vendimia entró alrededor de un 14% de uva menos que en la anterior y el ritmo de ventas es similar, según ha dicho, al de otros años. Los clientes se suelen proveer de vino en los tres o cuatro primeros meses del año y las ventas se extiende hasta el mes de diciembre en menor medida.

Con respecto a los precios ha apuntado que empezaron más altos, han ido ascendiendo paulatinamente hasta los meses de diciembre-enero, “y ahora están estables”. Espera Torres que así siga siendo, aunque reconoce que en materia de precios las fluctuaciones en el mercado del vino son impredecibles. En cualquier caso, la política de la cooperativa es, asegura Torres, “vender en cuanto el cliente demanda el producto al precio que marca el mercado en cada momento”.

También se ha referido Torres a las ayudas a la reestructuración, que son necesarias, ha dicho “porque las plantaciones que han envejecido y no tienen el rendimiento que deben tener hay que renovándolas”. Además, en el caso de la cooperativa, por ser EAPIR y pagar la uva de manera diferenciada, en función de la calidad, va a tener prioridad con respecto a otros que no tengan estas condiciones, a la hora de obtener subvenciones.
Además los agricultores socios de la cooperativa tendrán ayudas prioritarias, fuera de este plan de reestructuración, para cualquier mejora que tengan que hacer en sus explotaciones.

Cultura y formación

En el aspecto cultural , que la cooperativa también cuida mucho, ha anunciado que la próxima exposición abrirá sus puertas el día 5 de abril y el protagonista será el artista local Ángel Pintado. Después expondrá el pintor andaluz Antonio Rojas y habrá tres más, independientemente de la del Certamen Cultural. Ha apuntado también que la exposición permanente se irá renovando con nuevas obras para que no estén siempre expuestas las mismas. Además se ha programado una exposición con fondos de la Cooperativa en el Museo de Santa Cruz en Toledo.

Otro aspecto importante para Bodega Almazara Virgen de las Viñas es la formación “que es signo de progreso”. Además de ofertar clases de inglés para socios y trabajadores, les ofrecen la posibilidad de viajar al extranjero para conocer los procesos de elaboración que se realizan en otros países y aplicar aquí aquellas cosas que aún no se estén haciendo y que sirvan para mejorar el producto. Esto, ha recalcado, “no es un gasto sino una inversión de futuro”

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

7 + quince =