LA CAIXA 728x180

Presentan un melón piel de sapo “Mini”, de menos de 1,5 kilos

Durante la FitóWeek 2018

0

Semillas Fitó ha organizado por tercer año consecutivo la FitóWeek, unos días de campo internacionales donde más de 300 productores, comercializadores y jefes de compra de la gran distribución han podido ver en campo un total de 38 variedades de melón, tanto comerciales como en desarrollo. En estos años la FitóWeek se ha consolidado claramente como la reunión anual de todos los eslabones de la cadena de desarrollo, producción y comercialización de melón, donde poder intercambiar información, analizar las tendencias del mercado y buscar soluciones a las demandas de los consumidores de todo el mundo.

Como en años anteriores, la Fitóweek 2018 se ha celebrado en el Campo de Cartagena, esta vez en una finca cercana a la localidad de Lobosillo (Murcia), y ha contado con la visita tanto de productores de las principales zonas de melón de España, como con profesionales de la distribución de toda Europa y de países de Suramérica o el norte de África. El equipo de mejoradores, técnicos de campo y comerciales de Semillas Fitó ha podido comentar con todos ellos las novedades de la compañía en los diferentes segmentos del mercado (melón verde, amarillo, blanco, galia, cantaloup o charentais) y las variedades que están en desarrollo para responder a las nuevas demandas del mercado.

Novedades

En este sentido, en la FitóWeek 2018 se han podido ver ejemplos claros de lo importante que es trasladar las demandas de los consumidores al proceso de mejora varietal. Así, si hace unos años se trasladó desde las cadenas de distribución del norte de Europa la necesidad de tener un melón verde pequeño, de un calibre contenido, este año Fitó ha presentado un piel de sapo “Mini”, de menos de un kilo y medio de peso, pero con la calidad y sabor de un piel de sapo tradicional. Una variedad precomercial, sin nombre todavía, pero que es la esencia de lo que supone trabajar en conexión con toda la cadena agroalimentaria.

Otra novedad que también responde a esta dinámica de trabajo es Loire, un cantaloup larga vida ya comercial, que se puede cultivar tanto en Murcia como en Brasil y que da siempre frutos homogéneos, con buena poscosecha y calidad. El hecho de que se produzca en estas dos zonas con la misma calidad de fruto es básico para la gran distribución europea, que puede contar con una oferta de calidad durante todo el año.

De cara al segmento de especialidades, Fitó ha presentado en la FitoWeek 2018 su melón Waikiki, una marca desarrollada en exclusiva para dos grandes productores europeos y que presenta unas características muy especiales como ser un melón blanco para exportación, pero que al abrirlo su carne es naranja, presentando la calidad y sabor excepcional de los melones de Fitó.

Para el mercado nacional, también se ha presentado en esta FitóWeek 2018 la renovación varietal completa de la gama de melón piel de sapo con variedades para todos los segmentos y con un paquete de resistencias completo. Así, para la zona de la Mancha la variedad que está triunfando es Manchego, mientras que en Murcia se ha consolidado ya Paredes (temprano), completándose la oferta con Kanela y el nuevo Ceferino para siembras medias. Si el año pasado Ceferino era una variedad precomercial, sin nombre, este año también hay una nueva variedad precomercial para siembras tardías que, seguramente, el próximo año sea ya comercial y complete esta gama de piel de sapo.

 

LA CAIXA 728x180

No hay comentarios

Dejar una respuesta