Confederación Hidrográfica del Guadiana propone limitar algunas dotaciones máximas de referencia y aumentar otras, dentro del Alto Guadiana

La CHG va a proceder a revisar el Programa de Actuación de las Masas de Aguas Subterráneas

La Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) va a proceder a revisar el Programa de Actuación de las Masas de Aguas Subterráneas del Alto Guadiana. Para ello ha adjuntado a cada Comunidad de Usuarios el documento con la propuesta de revisión, al objeto de que en un plazo de quince días remitan las consideraciones que estimen oportunas.

En el caso de la Comunidad de Usuarios de Mancha Occidental II y con el objetivo de alcanzar el buen estado cuantitativo de la masa de agua subterránea, el volumen máximo de extracción para el conjunto de la masa será de 106,20 hectómetros cúbicos, que es el recurso disponible establecido en el Plan Hidrológico de la Demarcación.

El documento recoge que teniendo en cuenta tanto el mal estado en que se encuentra actualmente la masa de agua subterránea, como la incertidumbre sobre las precipitaciones y sobre la recarga anual, la superación del recurso máximo disponible sólo será posible si se deduce que en años anteriores se ha producido una extracción inferior al mismo.

A los únicos efectos de las transformaciones de derechos de riego de aguas subterráneas y con el objetivo de contribuir a la reducción del déficit y mantener la compatibilidad con el Plan Hidrológico de la Demarcación, en Mancha Occidental I y II la CHG propone limitar las dotaciones máximas de referencia a 2.000 metros cúbicos por hectárea para cultivos herbáceos y 1.400 para leñosos (frente a los 1.500 del régimen de extracciones de esta campaña), salvo que el título establezca una dotación menor, en cuyo caso será este último valor el que sirva de límite.

En el caso de Rus-Valdelobos la propuesta de la Confederación es de 1.300 para leñosos y 1.900 para herbáceos, frente a los 1.500 y 2.000 del régimen de extracciones.

La propuesta para la Masa Sierra de Altomira es de 1.500 para leñosos y 2.600 para cultivos herbáceos, frente a 1.500 y 2.200 del régimen de extracciones.

Para Consuegra-Villacañas propone una dotación máxima de referencia de 1.500 para leñosos y 2.600 metros cúbicos por hectárea al año para herbáceos, frente a los 1.500 y 2.200 del régimen de extracciones.

Y para Lillo-Quintanar, la CHG contempla 1.600 para leñosos y 3.000 para herbáceos, frente a los 1.500 y 2.200 del régimen de extracciones. Esta Comunidad de Usuarios de Aguas Subterráneas (CUAS) presentó un Recurso Contencioso-Administrativo contra el Plan de Extracciones del año 2018, admitido a trámite por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha.

En cualquier caso, para la próxima campaña las dotaciones establecidas por la CHG son las de los regímenes de extracciones aprobados en la Junta de Gobierno de la Confederación, celebrada en Badajoz a mediados del pasado mes de diciembre.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × 1 =