Las yemas de pistacheros del centro ‘El Chaparrillo’ se podrán solicitar entre el 15 de marzo y el 15 de abril

El precio por vareta es de 1 euro

El Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM) publica este martes la Resolución del Instituto Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario y Forestal (IRIAF) por la que se aprueban las condiciones de la venta de yemas de pistachero para la campaña 2019.

El precio por vareta (cada vareta tiene aproximadamente entre 10 y 12 yemas aptas para el injerto) será de 1 euro, más el 10% de IVA. El pago de las varetas se realizará solo y exclusivamente cuando se le comunique la aceptación de su solicitud.

Las condiciones de la venta de yemas de pistachero para la campaña 2019 son:

-Las solicitudes se presentarán entre el 15 de marzo y el 15 de abril.

-Las solicitudes estarán dirigidas al director del centro de Investigación Agroambiental “El Chaparrillo”, situado en Ciudad Real, y podrán ser presentadas exclusivamente por personas físicas o jurídicas.

Se podrán presentar:

-Telemáticamente, con firma electrónica a través del formulario que se incluirá en la sede electrónica de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha (www.jccm.es).

-En el Registro de los Servicios Centrales, las Direcciones Provinciales y las Oficinas Comarcales Agrarias de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha o en los lugares previstos en el artículo 16.4 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del procedimiento administrativo común de las Administraciones Públicas.

-Igualmente, se podrá acceder a las solicitudes a través del enlace a la Oficina Virtual de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha que figura en la página del IRIAF (http://iriaf.castillalamancha.es/tramitaciones).

Para solicitar varetas es imprescindible tener declarada la parcela de pistachos (datos Sigpac), o comprometerse a declararla como cultivadas de pistachero en la declaración de la PAC de la próxima campaña. En caso de que el solicitante necesite varetas en distintas quincenas deberá especificarlo en la solicitud, donde también deberá indicar el número de recogidas, dos como máximo dentro de cada quincena.

Las varetas se sirven envueltas en papel humedecido y embolsadas. Para su correcto mantenimiento y mayor período de conservación (hasta 3 días), pueden sumergirse en agua los dos o tres primeros centímetros de la base de las varetas, sin retirar su envoltura y mantenerlas en un lugar fresco.

Entrega de varetas

La entrega de yemas comienza aproximadamente a mediados de julio, cuando están maduras y son totalmente aptas para el injerto. Se recuerda que a medida que avanza el ciclo de los pies madre, aumenta la dificultad para despegar la corteza y extraer las yemas, pero éstas son perfectamente válidas si se extraen con cuidado y no se rompen.

-El suministro de yemas se realizará durante los meses de verano siempre y cuando no se produzcan imprevistos por causas de fuerza mayor que puedan afectar a los pies madre y por tanto a la calidad de las yemas.

El IRIAF no se responsabiliza de la posible falta de prendimiento de los injertos, ni reintegrará el importe de los ingresos correspondientes a yemas no retiradas por causa imputable al solicitante.

Se establece un límite máximo de varetas por variedad y por campaña:

-Kernam: 100 varetas.

-Larnaka, Avdat y Kastel: 50 varetas.

-Sirora: 15 varetas.

-Peter, Guerrero, Chaparrillo, C- especial, Askar y Nazar: 25 varetas.

-Otras variedades: 2 varetas.

Para los viveros el límite máximo es de 2 varetas por variedad. La venta se realizará hasta agotar existencias, por riguroso orden de recepción de las solicitudes.

El Centro de Investigación Agroambiental “El Chaparrillo” desarrolla numerosos proyectos de investigación en relación con el pistachero, profundizando en aspectos tales como diferencias productivas entre portainjertos, fenología y producción de nuevos cultivos importados de diferentes países, injerto en vivero, injerto en campo, respuesta del cultivo ante riego de apoyo en plantación juvenil, métodos de recolección y posterior procesado de frutos, disponiendo así de esta especie vegetal en sus instalaciones.

Al ser el pistachero un cultivo de reciente introducción en la región, y no habiendo suficiente planta disponible en el mercado, la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural inició hace unos años un servicio de reparto de yemas de distintas variedades a los agricultores interesados, para así fomentar su desarrollo, siendo actualmente “El Chaparrillo” el centro que realiza esta función.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte − siete =