ASAJA Ciudad Real pide a San Isidro que les libre de los principales males del campo

Han elaborado una especie de ‘Diez Mandamientos’

Coincidiendo con la festividad de San Isidro, ASAJA Ciudad Real ha elaborado una especie de ‘Diez Mandamientos’ en los que piden al patrón de los agricultores que les libre de los principales males que acechan al sector agrario.

San Isidro Labrador, líbranos de…

1.- Los responsables que han aplicado una nueva norma sobre registro de la jornada laboral que plantea muchas dificultades de aplicación práctica en el campo.

2.- Una orden de reducción de módulos que llega tarde y es insuficiente, se olvida de cultivos y zonas estratégicas en la provincia de Ciudad Real.

3.- Los robos en el campo. Que se incremente la seguridad y se impongan sanciones acordes con los perjuicios que ocasionan estos hurtos en las explotaciones agrícolas y ganaderas. También líbranos de accidentes laborales en el campo. Porque la prevención es fundamental.

4.- Las trabas que tienen los jóvenes para acceder al crédito, la tierra, el agua y la formación. Porque necesitamos asegurar el relevo generacional en el campo. Sin jóvenes no hay futuro en el mundo rural.

5.- Promesas a medias tintas sobre despoblamiento. Haz que el compromiso de las administraciones con la España vaciada sea real, porque nuestra provincia está repleta de pueblos que no ofrecen servicios suficientes para los jóvenes, así que deciden marcharse en busca de oportunidades en la ciudad. Los pueblos se vacían y desaparecen… el mundo rural necesita una discriminación positiva.

6.- De más recortes en las ayudas de bienestar animal. El sector ganadero ve que sus explotaciones no son rentables y muchos se plantean tirar la toalla. San Isidro ayuda a los ganaderos, trabajadores incansables.

7.- Precios que no cubren ni siquiera los gastos de producción. Porque la calidad de nuestros productos, como el vino y el aceite de nuestra provincia, se tiene que pagar.

8.- La gran burocracia que hay en el campo… Contar con la buena voluntad oficial para resolver la inagotable cantidad de perturbaciones que ocasiona el papeleo constituye, desde luego, el punto de partida para poner cese a un problema que se ha ido agravando con los años. No puede ser que nuestros agricultores y ganaderos estén más tiempo en nuestras oficinas, haciendo gestiones con nosotros, que en su explotación.

9.- De unas condiciones climatológicas adversas y de subidas generalizadas de las líneas de los seguros agrarios.

10.- De políticos que se olviden incluir en su agenda al sector agrario, estratégico en la economía de nuestra provincia. Para que llegue de una vez por todas la inversión en infraestructuras hidráulicas que se merece y necesita nuestra región.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

9 + 2 =