Iniciará trámites para declarar los ríos Záncara y Cigüela “reservas fluviales”

El Gobierno de Castilla-La Mancha, sumarlos a la Red de Espacios Naturales de la Región

El consejero de Desarrollo Sostenible de Castilla-La Mancha, José Luis Escudero, se ha reunido este lunes con la alcaldesa de Alcázar de San Juan (Ciudad Real), Rosa Melchor, para conocer las necesidades en materia de sostenibilidad de la localidad y ha trasladado el compromiso del Gobierno regional para seguir trabajando de manera conjunta entre ambas administraciones.

En la reunión, el consejero y la alcaldesa han analizado el alto valor ecológico de los humedales alcazareños por su biodiversidad, su riqueza histórica y educativa y “como seña de identidad de Alcázar”. En este sentido, y tras consensuar con la alcaldesa Rosa Melchor las necesidades de protección del Complejo Lagunar de Alcázar de San Juan, que ya es Reserva de la Biosfera declarada por la UNESCO en 1981, y Reserva Natural impulsada por el Gobierno de Castilla-La Mancha en 1999, le ha trasladado a la primera edil la decisión de dar un paso más, e iniciar los trámites para que los ríos Záncara y Cigüela sean declarados “reservas fluviales” y sumarlos a la Red de Espacios Naturales de la Región que ya cuenta con “112 espacios protegidos”.

El consejero también ha explicado que en el Gobierno tienen claro lo que supone para poblaciones como Alcázar poder contar con un espacio natural protegido cara al turismo, y la importancia de los humedales como el de Alcázar que actúan como “sumideros de carbono” contribuyendo “a luchar contra el cambio climático”.

Fauna amenazada en los humedales

José Luis Escudero ha analizado también con la alcaldesa la “delicada” situación por la que atraviesan dos de las especies habituales de los Humedales alcazareños.

La población de cercetas pardillas, la anátida más amenazada de Europa, muestra un estado poblacional muy delicado y un elevado riesgo de extinción. Por eso, coordinados por el Ministerio de la Transición Ecológica, se ha creado un grupo de trabajo con especialistas, entre los que se encuentran técnicos de la Junta de Castilla-La Mancha, que se van a reunir el próximo 11 de diciembre en Alcázar para analizar los pasos que se están dando cara a la conservación de esta especie que el propio MITECO declaró en situación crítica el año pasado.

La otra especie sobre la que han departido el consejero y la alcaldesa es sobre el denominado ‘caballito del diablo’. Este insecto, próximo a las libélulas, se encuentra solamente en España en los humedales de Alcázar de San Juan y en cuatro lugares más de Andalucía, como son Doñana, Fuente de Piedra, El Puerto de Santa María y Barbate.

Tras escuchar a la alcaldesa respecto a los detalles de la situación de ambos animales, se ha comprometido a proteger las dos especies desde el Gobierno regional, incluyendo al “caballito del diablo en el catálogo de especies amenazadas”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 − 19 =