107 detenidos por extracción de agua de 1.400 pozos ilegales

El SEPRONA ha realizado 1.800 inspecciones para la localización de pozos ilegales e investigación de las extracciones ilícitas de agua en diversas zonas de España, entre ellas, el entorno de Las Tablas de Daimiel

El Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) ha realizado 1.800 inspecciones para la localización de pozos ilegales e investigación de las extracciones ilícitas de agua en diversas zonas de España, entre ellas, el entorno de Las Tablas de Daimiel.

La operación se ha desarrollado a través del control de todos los aprovechamientos de recursos hídricos, principalmente los subterráneos, aunque también los superficiales, localizándose 1.457 instalaciones ilegales, de las cuales 1.410 son pozos-sondeos y 47 balsas. Se ha contado con la colaboración de los distintos organismos de Cuenca y administraciones regionales competentes

La Guardia Civil, en el marco de la operación MIZU, encaminada a vigilar y controlar los acuíferos subterráneos y los superficiales, ha procedido a la detención/investigación de 107 personas como presuntos autores de delitos contra los recursos naturales y el medio ambiente, delitos de distracción de aguas-usurpación y delitos de defraudación de agua.

Durante los 5 meses que se ha desarrollado la operación, se han realizado un total de1.800 inspecciones para la localización de pozos ilegales e investigación de las extracciones ilícitas de aguas, en las que se han detectado 1.457 instalaciones ilegales, de las cuales 1.410 son pozos- sondeos y 47 balsas. Asimismo, se han formulado 2.198 infracciones, la mayoría catalogadas como incumplimientos a la normativa sobre aguas, pero también a la normativa sobre minas y urbanismo y ordenación del territorio.

La reciente aceleración del cambio climático junto con el exponencial cambio de cultivos que se vienen produciendo sobre todo en determinadas zonas de la geografía española, acompañados de una subida generalizada de las temperaturas, especialmente en el Mediterráneo, ha dado paso a una sobreexplotación del recurso hídrico fundamental para la vida, el agua.

Uno de los métodos más usados recientemente, es la perforación de pozos para la captación de agua subterránea; esta actividad ilegal ha hecho que existan múltiples perforaciones por toda la geografía española, las cuales conforman a su vez un riesgo importante para personas y animales, una vez abandonada dicha actividad.

El SEPRONA de la Guardia Civil ha venido desarrollando dicha operación a través de la vigilancia y control de los acuíferos subterráneos, aunque también de los superficiales, dado que los acuíferos están interrelacionados. Los resultados de la operación confirman la detección de otros delitos conexos asociados a estas prácticas, lo que ha supuesto una actuación integral en materia de medio ambiente.

Sobre estas actuaciones, el teniente coronel Jesús Gálvez, jefe de Operaciones del SEPRONA, ha afirmado al diario El País que “históricamente han existido puntos negros del robo del agua muy conocidos y, normalmente, asociados a los impactos que esa sustracción causa en ecosistemas protegidos, como Doñana. Tras las operaciones que hemos ido haciendo en los últimos años, tanto en el Parque Nacional de Doñana y sus inmediaciones, como en Murcia o las Tablas de Daimiel, hemos visto que este problema va a más, y hemos decidido que había que lanzar una campaña nacional”.

Gálvez detalla a El País que la provincia que más infracciones ha acumulado ha sido Valladolid (con 266), seguida de Málaga (175), Murcia (131) y Badajoz (122). La Guardia Civil ha valorado este domingo que esta operación ha permitido lograr “una visión global de la problemática a nivel nacional que permite unificar criterios para futuras actuaciones”.

El mando del Instituto Armado anuncia que durante este año se volverá a repetir esta operación, y explica que el problema de los pozos ilegales es algo que no se da en otros países de la Unión Europea. “En España específicamente hay dos asuntos que policialmente son muy importantes: el tema del agua y el de los incendios forestales”, abunda. Y en ambos el cambio climático, según apuntan los informes científicos, puede acentuar aún más los impactos.

Acuífero del Parque Nacional de Doñana

Investigación y detección de extracciones y desviaciones de agua ilegal. Se detectaron 28 excavaciones y 37 pozos ilegales. En el curso de la operación, que aún se encuentra abierta, se ha procedido a la investigación de 13 personas jurídicas y 16 personas físicas.

Lucena del Puerto (Huelva)

En Lucena del Puerto (Huelva), agentes de la Sección del SEPRONA de Huelva con el apoyo de otras Unidades de la Comandancia y del personal de la Agrupación de Reserva y Seguridad, procedieron a la clausura de 77 pozos ilegales, todo ello a raíz de unas acciones iniciadas en el año 2012 que originó una de las investigaciones más importantes llevadas a cabo contra la extracción ilegal de aguas.

Desalobradoras ilegales en Murcia

La Sección del SEPRONA de Murcia finalizó una operación que llevaba desarrollando desde el año 2017, en la cual localizaron y precintaron 38 plantas desalobradoras y 35 pozos irregulares. Muchas de las desalobradoras se encontraban en el interior de zulos camuflados en el subsuelo para evitar su detección, y otras incluso, estaban instaladas sobre remolques de vehículos.

Esta operación se enmarca dentro de las específicas para la reducción de delitos contra la fauna y destrucción de hábitat, así como para el esclarecimiento de la responsabilidad penal en este tipo de delitos, previstas por el Proyecto LIFE Guardianes de la Naturaleza contra el crimen ambiental, financiado por la Unión Europea, y en el cual el Servicio de Protección de la naturaleza de la Guardia Civil participa como socio beneficiario.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

seis + 20 =