Castilla-La Mancha recurrirá trasvase de 16,2 hectómetros cúbicos

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural ha calificado de “interesante” el incremento planteado de los caudales actuales en Aranjuez, Toledo y Talavera, pero es “insuficiente para Castilla-La Mancha”, desde cuyo Ejecutivo se solicita que sean “superiores” con el fin de preservar la biodiversidad del río y garantizar las condiciones ambientales

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, ha destacado este viernes que los caudales ecológicos propuestos para el río Tajo por el Ministerio para la Transición Ecológica “derogan de facto el memorando del PP”.

Actualmente, ha explicado, el caudal ecológico mínimo en la cuenca del Tajo está marcado en 6 metros cúbicos por segundo y, ahora, con la propuesta realizada, se eleva a 8,52 m3/s en Aranjuez; se aumenta a los 17 m3/s en Toledo y hasta 17,8 m3/s en Talavera de la Reina.

Este incremento es “interesante”, ha sugerido, y aunque se valora de forma positiva por el Ejecutivo castellano-manchego, “es insuficiente para Castilla-La Mancha”. Y es que esos caudales mínimos tienen que ser, ha recalcado, “superiores”, porque “hay que preservar la biodiversidad del río y garantizar las condiciones medioambientales en el río Tajo y eso exige un caudal superior”.

Estas cifras, ha explicado, “son un primer borrador técnico” a partir de cual se cuenta con “tiempo” para trabajar con el Ministerio para la Transición Ecológica y se marca un plazo de “seis meses para definir bien los caudales ecológicos a partir de los que se van a tomar las decisiones en la cuenca del Tajo en los próximos años”.

En esta línea, ha señalado que es preciso que esos caudales ecológicos sean tenidos en cuenta en la planificación hidrológica, porque existe una sentencia del Tribunal Superior de Justicia “que hay que cumplir desde ya”.

El trasvase se va a recurrir

En relación al trasvase aprobado de 16,2 hectómetros cúbicos desde los pantanos de cabecera del Tajo al Levante, el consejero ha declarado que es “lesivo para Castilla-La Mancha” y va a ser recurrido por el Gobierno regional, tal y como se ha hecho con todos aquellos trasvases realizados para regadío.

Sí se valora que se haya tenido en cuenta en esta decisión “la situación lamentable de contaminación en el Mar Menor, pero no entendemos que se trasvase agua para riego teniendo en cuenta que los embalses en la cuenca del Segura están al 40% de su capacidad mientras que los de Entrepeñas y Buendía lo están al 24 por ciento”, ha subrayado.

Y aunque “hay que ser solidarios” y “el agua tiene que servir para todos” ha dicho Arroyo, “no vale utilizarla para todo. Hay que utilizarla bien y debe beneficiar a los agricultores de aquí y del Levante, en su caso, al menos para medianos y pequeños agricultores”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × uno =