Aseguran que cifras de animalistas sobre abandono de galgos son falsas

Desde la Real Federación Española de Caza, basándose en los datos del Seprona y de la Fundación Affinity

La Real Federación Española de Caza (RFEC) vuelve a recordar que los datos del Seprona y de la Fundación Affinity desmienten rotundamente las cifras ofrecidas por los entornos animalistas sobre abandono de galgos, claramente manipuladas para perjudicar a la actividad cinegética.

El Seprona de la Guardia Civil realiza la única estadística oficial sobre abandono de galgos y ha confirmado que en 2018 fueron 52, un número muy alejado de los 50.000 ejemplares que los animalistas pretenden hacer creer a la sociedad que son “abandonados por los cazadores cada año”, criminalizando así injustificadamente al colectivo cinegético.

Las cifras inventadas y repetidas por los colectivos anticaza nunca han sido confirmadas ni respaldadas por ningún registro oficial y de nuevo son desmontadas por el último informe del Seprona, el cual señala, así mismo, la disminución del número de abandonos de galgos con respecto al anterior.

Además, el informe de la Fundación Affinity 2019 ha puesto de manifiesto que los perros de caza son los menos abandonados (un 12,6%, frente a un 87,4% procedentes de entornos urbanos) y que, precisamente, el mes de febrero (coincidente con el fin de la temporada de caza) presenta uno de los menores porcentajes de abandonos del año (7,5%), siendo los meses con más abandonos enero, julio y agosto (coincidentes con periodos vacacionales).

Desde la RFEC condenamos firmemente el abandono de cualquier tipo de perros y pedimos a los cazadores que sigan colaborando y denunciando para erradicar esta práctica. Las Federaciones de Caza trabajamos para que esta cifra sea cero y lamentamos que los medios de comunicación se hagan eco de las falsas estadísticas de los grupos anticaza sin contrastar las informaciones.

1 COMENTARIO

  1. Lo siento, pero estais ciegos por no ver que las cifras de que hablais no se corresponden con la realidad, Seprona habla de denuncias hechas por los propietarios, no registra los abandonamientos y/o asesinatos voluntarios, que se observan perros de caza abandonados, asesinados o atropelladod en campos, vertederos, pueblos,,, es algo habitual en el centro y sur del pais. Es algo que los propios cazadores reconocen indirectamente organizando en cotos las habituales batidas de caza de perros abandonados. No ser necios, reconocer el problema de una vez y solucionar vosotros el mismo, sntes que otros os impongan una solucion que no so guste y os llegen a prohibir la actividad. Si quereis futuro, actuar correctamente ya!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × uno =