¿Cuánto sabes de teledetección? La tecnología que más está creciendo para facilitar el abonado, optimizar y ahorrar en riego y gestionar plagas en tus cultivos

Esta tecnología puntera mejora el rendimiento y la productividad de los cultivos, con menores costes respecto a otros sistemas. Con la teledetección se obtienen datos precisos y de forma rápida a través de medios satelitales, aéreos y terrestres. Estos datos los obtenemos en forma de imágenes o valores y saber interpretarlos es crucial para mejorar la salud de tus cultivos, aumentar la producción y mejorar la calidad del producto cultivado. Una auténtica revolución para el sector agrícola con la que podrás llevar tus cultivos al siguiente nivel

Más que nunca, la innovación/formación es poder, también en el campo. Los sistemas de teledetección aplicados al campo se utilizan para realizar un mapeo completo de áreas de cultivo, de cualquier tamaño y en cualquier época del año, captando imágenes que contienen una información completa y detallada del estado de las fincas. A simple vista, estas imágenes pueden parecernos complejas, pero cualquier agricultor puede ser capaz de interpretarlas y aplicar los aprendizajes obtenidos a sus cultivos para mejorar su rendimiento y productividad de forma económica.

La teledetección permite obtener información y datos, en tiempo real, al analizar los cultivos con herramientas que no necesitan entrar en contacto directo con el terreno para recabar los datos necesarios.

Saber interpretar las imágenes (multiespectrales, térmicas y georreferenciadas) obtenidas mediante la teledetección, te ayudará a identificar posibles problemas en los cultivos como plagas, a planificar y evaluar el estado de tu finca, facilitar el abonado, optimizar y ahorrar en riego, etc.  En definitiva, te permitirá tomar decisiones más rápidas y eficaces.

Información y datos, en tiempo real

La teledetección permite obtener información y datos, en tiempo real, al analizar los cultivos con herramientas que no necesitan entrar en contacto directo con el terreno para recabar los datos necesarios.

Mapas de reflectancia de un viñedo variedad Syrah.

¿De qué forma puede el agricultor obtener estas imágenes?

Las imágenes sobre el estado de los cultivos pueden obtenerse mediante el uso de plataformas aéreas como aviones, helicópteros, drones o globos; así como con plataformas espaciales, mediante el uso de satélites.

Los agricultores pueden obtener imágenes satelitales de sus cultivos de forma sencilla desde cualquier ordenador, tableta o teléfono móvil con conexión a internet. Existen diferentes formas de conseguirlas de forma totalmente gratuita.

Desde la plataforma Earth Explorer del Servicio Geológico de Estados Unidos puedes obtener datos de localizaciones exactas, también en España. Con un simple registro gratuito puedes obtener y descargar imágenes de cultivos concretos introduciendo las coordenadas. También puedes establecer filtros de búsqueda por nubosidad o fecha concreta. La plataforma Earth Explorer, a la que puedes acceder desde este enlace, obtiene imágenes de diferentes satélites y sus sensores correspondientes como Landsat, Sentinel, Radar, Ikonos, Lidar o Aster.

La teledetección puede realizar con drones

La teledetección puede realizarse con plataformas aéreas como aviones, helicópteros, drones o globos; así como con plataformas espaciales, mediante el uso de satélites.

Ya en Europa, la Agencia Espacial Europea ha desarrollado el proyecto Copernicus a través del que se pueden obtener imágenes gratuitas de los satélites Sentinel-1 y Sentinel-2. Accede a la plataforma Sentinels Scientific Data Hub en este enlace.

Una tercera opción para obtener estas imágenes es Land Viewer. Te permite delimitar un área geográfica y analizar, en tiempo real, las imágenes. Podrás realizar un mosaico y teselado de grandes cantidades de imágenes para generar conjuntos de imágenes complejos; procesar índices espectrales en tiempo real y almacenar las imágenes. Puedes acceder a la plataforma a través de este enlace.

La información recabada a través de estos recursos gratuitos se puede ampliar con imágenes de plataformas aéreas como aviones, helicópteros, drones o globos gestionadas por empresas especializadas en su obtención, filtrado y tratamiento.

De forma sencilla y gratuita

Los agricultores pueden obtener imágenes satelitales de sus cultivos, de forma sencilla y gratuita, desde cualquier ordenador, tableta o teléfono móvil con conexión a internet.

Composición a color del índice de vegetación NDVI.

¿Cómo interpretar estas imágenes?

En un primer momento, estas imágenes pueden parecer complejas. Podemos tener estas imágenes a nuestra disposición, pero si no sabemos interpretarlas, no nos servirán de mucha ayuda. Como decíamos anteriormente, cualquier agricultor es capaz de interpretar estas imágenes con unas horas de formación. Existen cursos que, en pocas horas, te enseñan a interpretar estos datos de forma autónoma para poder tomar decisiones eficientes en tus cultivos lo antes posible. El Curso Especialista en Teledetección (satélite y drones) en el ámbito agroforestal puede ser una buena opción. Con este tipo de cursos aprenderás a analizar y procesar los datos obtenidos por sistemas de teledetección satelitales y aéreos.

¿Cómo puede ayudar la teledetección a los cultivos?

Gracias al uso de distintos sensores (RGB, multiespectrales, termográficos, etc.), embarcados en diferentes plataformas (satélite, drones, avionetas, etc.) se obtienen datos de la superficie de estudio, la cual puede ser una explotación agrícola, una planta fotovoltaica, una cantera de áridos, un municipio, un país, etc. Debemos tener en cuenta que la teledetección no se utiliza únicamente en agricultura y en el ámbito agroforestal, otros sectores como el de la edificación o el energético también lo emplean. El desarrollo total de esta tecnología está aún por descubrir y apunta a que su potencial será inmenso.

El análisis de toda esta información permite el reconocimiento de las características de los objetos observados y de los fenómenos que se producen en la superficie terrestre y oceánica, así como en la atmósfera. Por tanto, son muchas las ciencias, tanto naturales como sociales, interesadas en su uso. La teledetección y la fotogrametría son herramientas potentísimas que, combinadas con los sistemas de información geográfica y sus innumerables funcionalidades, hacen de estas técnicas imprescindibles en muchos sectores.

Centrándonos en la agricultura, con los datos recabados mediante el uso de la teledetección, se pueden analizar múltiples factores como pueden ser el vigor vegetativo de los cultivos; la cuantificación de la superficie de regadío o secano de una determinada zona; detectar incipientes afecciones por plagas o realizar levantamientos topográficos, por citar tan sólo algunos de los usos más destacados, ya que las posibilidades, como decíamos, son muy amplias.

Se pueden analizar múltiples factores

Mediante el uso de la teledetección se pueden analizar múltiples factores como el vigor vegetativo de los cultivos; la cuantificación de la superficie de regadío o secano de una determinada zona, o detectar incipientes afecciones por plagas

Dron dotado de sensores para analizar cultivos.

¿Cómo funciona la teledetección?

La radiación solar (reflejada, terrestre o emitida por el sensor y reflejada) que llega desde la superficie terrestre y que atraviesa la atmósfera, es captada por los sensores y almacenada en formato digital. Una vez recuperados los datos en el centro de control, dichos datos permitirán obtener información acerca de la superficie terrestre y de la atmósfera. El tipo de información que se obtiene, dependerá de la longitud de onda en la que el sensor capte la radiación. Los datos recogidos por el sensor responden a la interacción de la energía (reflejada o emitida) con el objeto observado, con las superficies circundantes y con la atmósfera que atraviesa esa radiación.

Gracias a la creación de un modelo digital de superficie (MDS), en una explotación agrícola se pueden estimar diferentes valores como, por ejemplo: altura de pies; volumen de copa; conteo de pies; elevación; LAI (índice de área foliar), etc.; datos muy útiles para el manejo localizado del cultivo.

La vegetación sana tiene una reflectividad baja en el visible, aunque con un pico en el color verde debido a la clorofila. Ese pigmento aparece en concentraciones entre 5 y 10 veces mayores que otros como el caroteno. La reflectividad es muy alta en el infrarrojo reflejado o próximo, debido a la escasa absorción de energía por parte de las plantas en esta banda.

En el infrarrojo medio hay una disminución especialmente importante en aquellas longitudes de onda en las que el agua de la planta absorbe la energía. Durante el otoño, las hojas pierden los cloroplastos (órganos que contienen la clorofila) ya que dejan de ser necesarios, por tanto, deja de ser la clorofila el pigmento principal y las plantas adquieren un color pardo-amarillento debido a la cada vez mayor importancia relativa de carotenos y otros pigmentos.

Obtener dicha información del cultivo nos hace conocer, por ejemplo, su balance de nitrógeno, si sufren algún tipo de estrés, si existe alguna plaga defoliadora que está mermando su área foliar, para así actuar en consecuencia atajando a tiempo el problema.

Respuesta espectral de la vegetación.

¿Cómo elegir los sensores y plataformas más adecuadas para cada necesidad?

Para elegir las técnicas de teledetección o percepción remota más adecuadas es necesario determinar el tipo de plataforma y de sensor que más se ajuste al trabajo a realizar. Es decir, si la superficie a estudiar es muy extensa, la escala de trabajo se tiene que adaptar a ella. Las plataformas y sensores utilizados en teledetección pueden ser clasificados de diferentes formas y atendiendo a diferentes parámetros. En general, las plataformas de observación se agruparían en dos tipos: plataformas aéreas (aviones, helicópteros, drones, globos); y plataformas espaciales (satélites).

El primer grupo incluye los sensores aeroportados en aviones o helicópteros, o más recientemente en vehículos no tripulados (drones o UAVs, de ala fija o multirrotores) o los incorporados, por ejemplo, a globos cautivos. El segundo, agrupa a los sensores montados sobre satélites, es decir, sobre plataformas en órbita alrededor de la Tierra.

Determinar el tipo de plataforma

Para elegir las técnicas de teledetección o percepción remota más adecuadas es necesario determinar el tipo de plataforma y de sensor que más se ajuste al trabajo a realizar.

Diferentes técnicas de teledetección o percepción remota para la agricultura.

Si el trabajo a realizar es el seguimiento en el tiempo del estado vegetativo de un cultivo de 100 hectáreas, lo más probable es que sea más rentable usar un dron. De igual manera, si la superficie de estudio es una comarca de miles de hectáreas, el dron no será tan operativo y habrá que estudiar el uso de avioneta o imagen satelital.

En cuanto a los sensores, dependerá de la naturaleza del trabajo que haya que realizar. Por ejemplo, si los datos a obtener permanecen en el rango visible del espectro radiométrico, el sensor a utilizar será el RGB, puesto que dichos sensores son sensibles a esa longitud de onda. Si, por el contrario, los datos a captar son de rangos con otra longitud de onda, el sensor a utilizar será un sensor multiespectral o termográfico.

En cualquier caso, estos datos deben ser interpretados por expertos en la materia para poder utilizarlos en los diferentes ámbitos de trabajo.

La empresa UltilTech, Soluciones de Ingeniería con Drones y Centro de Formación en Castilla-La Mancha, imparte durante los próximos días en Ciudad Real el Curso Especialista en Teledetección (satélite y drones) en el ámbito agroforestal. Con esta formación especializada, aprenderás a analizar y procesar datos obtenidos con teledetección, de satélite y drones, adquiriendo, al mismo tiempo, los conocimientos necesarios para aplicarlos al ámbito agrícola.

Un profesional de UtilTech en un trabajo de análisis de cultivos.

Además de formar a los agricultores en la obtención e interpretación de las imágenes realizadas con teledetección, el equipo de profesionales de UtilTech, Soluciones de Ingeniería con Drones y Centro de Formación en Castilla-La Mancha, se encarga de realizar el trabajo completo para cada explotación agrícola que lo requiera.

UtilTech dispone de distintas plataformas y sensores para realizar proyectos de diversa índole. Expertos en la materia procesan, analizan, validan y transforman los datos obtenidos en productos de valor para los cultivos. Ofrecen seguimiento periódico sobre el tanto por ciento de nitrógeno en planta; estrés hídrico; afecciones de plagas; etc., para que el agricultor obre en consecuencia en momentos tan importantes como son el riego, el abonado y la gestión fitosanitaria. De esta forma, la toma de decisiones es más sencilla y acertada, haciendo así más eficiente y rentable el trabajo agrícola.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × 2 =