La Finca Jiménez Barbero, modelo de explotación ganadera sostenible y sana

La Finca aplica el concepto de “La Buena Vida” a sus vacas para conseguir una carne con certificado AENOR de Bienestar Animal, sana, saludable y de sabor excepcional

La pandemia del Covid-19 ha demostrado, más que nunca, la importancia de una alimentación sana, de calidad y con una trazabilidad bien definida. La Finca Jiménez Barbero lleva más de 20 años implantando un sistema productivo único, basado en el respeto hacia sus vacas, que ha sido reconocido con el certificado AENOR de “Bienestar Animal”. Todo esto se traduce en un producto de primera calidad, saludable y de sabor excepcional y seguridad alimentaria para el consumidor final. Además, ha sido reconocida por La Academia Madrileña de Gastronomía como “Mejor Producto” de la Comunidad de Madrid.

El esquema AENOR de Bienestar Animal es una certificación que especifica los requisitos que deben cumplir las explotaciones ganaderas en materia de Bienestar Animal. Las auditorías llevadas a cabo por este organismo independiente se basan en la observación directa del propio animal mediante la evaluación de 4 principios: Buena Alimentación, Buen Alojamiento, Buena Salud y Comportamiento Apropiado. Dentro de estos cuatro principios, se identifican 12 criterios de bienestar animal diferentes -pero complementarios entre sí- que certifican la calidad nutricional de la alimentación y el acceso al agua; el buen alojamiento, confort y libertad de movimiento en el los animales se crían; la buena salud con ausencia de lesiones y enfermedades; y su buen comportamiento, tanto en la interacción entre ellos como con los ganaderos.

Los animales de La Finca han sido evaluados de acudo al Protocolo de Welfare Quality® por auditores autorizados y calificados en la materia. Esta certificación es la única operando actualmente en España que puede garantizar los requisitos establecidos por la entidad para todas las fases de producción así cómo la máxima información y transparencia al consumidor. La actividad de La Finca comienza en el campo, con la crianza de los animales a base de pasto, cereales y forrajes (base de la alimentación animal), para posteriormente elaborar, en su centro de despiece y envasado (CEVAC) los cortes y elaboraciones que se distribuyen a hostelería y cliente final.

A diario se cuida y supervisa todo el proceso con diversos autocontroles de calidad que garantizan la trazabilidad y seguridad en la elaboración de los productos cárnicos que son comercializados directamente a través de su propia red en toda España.

De esta forma, La Finca Jiménez Barbero se convierte en un referente del sector agroalimentario al obtener el certificado de Bienestar Animal para la cría de ganado vacuno y elaboración de productos cárnicos en fresco y cocinados.

La Buena Vida: Nuevo concepto para una nueva etapa

En la historia de los Jiménez Barbero hay un elemento que se ha mantenido a lo largo de los años y las generaciones: el deseo de intentar hacer las cosas mejor, de no conformarse con los usos habituales y cuestionar las reglas. Por eso en 2019, tras años de expansión y consolidación de la marca, se lanza un nuevo concepto que expresa nuestra forma de entender su filosofía de trabajo: Comprometidos con la buena vida.

Un concepto que engloba, en realidad, un triple compromiso:

• Proporcionar una buena vida del ganado: El bienestar de los animales es una prioridad desde el comienzo y en todo el proceso.
• Proteger la vida que nos rodea: Ser sostenibles, respetar los recursos naturales e integrarse en un entorno con el objetivo de dejar la menor huella posible.
• Garantizar una buena vida a los clientes: Proporcionar un producto de primera calidad, saludable y de sabor excepcional, así como experiencias que les hagan disfrutar más allá de la mesa.

La Finca Jiménez Barbero es un referente en producción de carne de calidad en España. Cuenta con una finca en Colmenar del Arroyo (Madrid), inaugurada en 2013, donde se ubica su principal núcleo ganadero, así como sus instalaciones principales; lo que le permite controlar todo el ciclo productivo y poder asegurar un producto de máxima calidad (Fabrica de Alimentación, Control de Calidad, Espacio Gastronómico, Centro de Elaboración, Corte y Envasado y Departamento de I+D); fincas en Portugal dedicadas a vacas nodrizas y en Calzada de Oropesa (Toledo), destinadas a la producción de carne roja.

La Finca se mantiene fiel en su objetivo de convertirse en la mejor ganadería de vacuno del mundo, así como a sus principios productivos: respeto a los animales, seguridad en el producto final y cuidado del medio ambiente.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × 3 =