Piden destilar 9 millones de hectolitros de vino por encima de 0,35 euros/litro

Desde VOX

Vino tinto granel

El Grupo Parlamentario de VOX ha propuesto en el Congreso de los Diputados una destilación para 9 millones de hectólitros de vino y por un precio no menos de 0,35 €/litro.

VOX insta al Gobierno a adoptar las medidas necesarias para la puesta en marcha de ayudas a una destilación de crisis para la campaña 2020/2021, de forma que el alcohol obtenido en esta destilación se destine a usos industriales. Estas ayudas se efectuarían con cargo a fondos nacionales adicionales al Plan Especial de Apoyo al Sector Vitivinícola (PASVE).

El diputado nacional de VOX por Ciudad Real y portavoz de Agricultura, Ricardo Chamorro, afirma que “a los problemas del excedente, se une el Brexit, la incertidumbre ante los aranceles de Estados Unidos, o las políticas de salud y etiquetado de la Unión Europea que atentan contra la dieta mediterránea y el consumo de vino. Es necesario una nueva destilación de urgencia cuanto antes, España es el líder mundial en superficie cultivada de viña, con un millón de hectáreas de viñedo, un sector vitivinícola del que dependen miles de familias y que es fundamental para extensas regiones como Castilla-La Mancha”.

En la Proposición No de Ley se recoge que el sector del vino se ha visto gravemente afectado por la crisis generada por la enfermedad COVID-19. Así, el cierre forzado del canal HORECA (Hoteles, Restaurantes y Cafeterías) ha provocado la principal caída de las ventas de vino, por cuanto en estos lugares se registraba el mayor consumo. Según los datos del Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV), mientras en enero de 2019 este producto se comercializaba a buen ritmo y a 0,76 euros por litro, las consecuencias de la crisis han hecho caer los precios por debajo de los 0,50 euros por litro. Asimismo, el cierre de fronteras se ha dejado sentir en las exportaciones de vino ya que, en 2020, España exportó 152,6 millones de litros menos y facturó 101,8 millones de euros menos.

“Esta situación provoca que las bodegas no den salida a su vino y colapsen la capacidad de sus depósitos.  Esta destilación urgente busca así un equilibrio entre la oferta y la demanda y, asimismo, se contribuye a liberar los depósitos para la próxima cosecha y a reactivar el mercado del vino. Además, este mecanismo puede suponer una inyección de liquidez para las empresas que necesitan esos recursos para dar salida a su producción, desbloquear la economía y mantener puestos de trabajo”, asegura Chamorro.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco + diecinueve =