Los ganaderos denuncian que están cobrando la leche muy por debajo del umbral de rentabilidad

Más de 500 ganaderos y 50 tractores participan en una protesta convocada por ASAJA y UPA Castilla-La Mancha en Talavera de la Reina

Manifestación ganaderos

Ganaderos de vacuno de leche, convocados por las organizaciones agrarias ASAJA y UPA Castilla-La Mancha se han concentrado este martes en Talavera de la Reina (Toledo) para protestar por la situación límite que atraviesan ante los elevados costes de producción y la crisis de precios en origen.

La presidenta de ASAJA Toledo, Blanca Corroto, ha denunciado que en la actualidad los productores de leche de vaca están recibiendo en torno a 0,32 euros/litro, 4 céntimos por debajo de los 0,36 que vale producirlo, como recoge el estudio del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación sobre costes de producción de explotaciones agrarias, y muy alejado de la barrera de rentabilidad que marca un mínimo de 0,40€. La situación, además, sigue empeorando con las subidas del precio del pienso y de la tarifa eléctrica de las últimas semanas, advierte.

“No se puede entender que en las superficies comerciales se venda el litro de leche más barato que el de agua, cuando ésta requiere menos gastos de tratamiento y manipulado”, ha remarcado la responsable provincial de ASAJA, quien ha comparado la situación de nuestros ganaderos con la de otros países, como Francia, donde el litro de la leche no baja de 70 céntimos.

Así mismo, los responsables agrarios han querido concienciar a los ciudadanos de la necesidad de valorar los productos de la comarca, de gran calidad, y han recordado que el sector lácteo genera en la comarca de Talavera 2.000 empleos directos, a los que habría que añadir los indirectos. Precisamente, para dar a conocer la grave situación que atraviesan los ganaderos a los consumidores, se han repartido 500 litros de leche al final del acto.

Tabla reivindicativa

Las organizaciones convocantes denuncian, en su tabla reivindicativa, la crisis económica que sufre el sector, causada por el aumento desmesurado de los costes de producción y la asfixia a la que les somete la industria y la distribución.

Además, el precio de la leche es hoy el mismo que hace 35 años. Este estancamiento supone el abandono de las zonas rurales y una reestructuración del sector donde la ganadería familiar no tiene cabida.

Por otro lado, la industria láctea sigue incumpliendo, de manera unilateral, la Ley Alimentaria de la Cadena de Valor, redactando y haciendo firmar a los ganaderos contratos por debajo de los costes de producción. Ante esta situación, se resalta la incapacidad e inacción de la Administración competente para hacer aplicar esta ley.

La producción sostenible medioambiental y basada en el bienestar animal, apoyada plenamente por el sector, supone un aumento de los costes de producción, que son soportados exclusivamente por el productor. La industria y la distribución se limitan, únicamente, a hacer bandera de esta producción sostenible.

Además, se denuncia la utilización de la leche como producto reclamo por parte de la distribución, vendiéndola por debajo de su coste.

El abuso de estas prácticas por parte de la industria y la distribución, y la pasividad del Ministerio de Agricultura, nos hace ser uno de los países con menor precio de la leche en origen, y la brecha con respecto a Europa cada vez es mayor.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × 1 =