La producción récord de cereales en 2021 no bastará para evitar una reducción de las reservas mundiales

Según los últimos datos de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura)

cosechadora

Según los últimos datos de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), la producción récord de cereales en 2021 ascenderá a 2.800 millones de toneladas (incluido el arroz elaborado), es decir, un 1,1 % más que en 2020. Sin embargo, a ese nivel, la producción seguiría estando por debajo de las necesidades de consumo previstas para 2021/22, lo que provocaría una reducción de las reservas mundiales.

La mejora de las perspectivas de las cosechas de trigo y cereales secundarios ha aumentado los pronósticos generales de la producción mundial de cereales en 12,1 millones de toneladas (un 0,4 %) con respecto al informe anterior de septiembre, y la mayor parte de ese aumento está relacionado con la mejora de las perspectivas de producción de trigo.

El pronóstico más reciente de la FAO relativo a la producción mundial de trigo se sitúa en 776,7 millones, esto es, 7,2 millones de toneladas más que la cifra anterior de septiembre y a la par con la producción de 2020. La revisión al alza se debe principalmente a las estimaciones de rendimientos mayores en algunas zonas de Europa oriental debido a las condiciones meteorológicas favorables a lo largo de la campaña, y a que la superficie sembrada en Ucrania también ha resultado mayor de lo previsto anteriormente.

Estos incrementos compensan con creces la reducción del pronóstico de producción de trigo en la Federación de Rusia, donde la cosecha de invierno ha concluido y los resultados muestran rendimientos inferiores a los previstos anteriormente, debido a los efectos adversos de unas condiciones meteorológicas secas.

Producción mundial de cereales secundarios

La producción mundial de cereales secundarios en 2021 también ha aumentado en 4,3 millones de toneladas desde septiembre y se sitúa ahora en 1.504 millones de toneladas, lo que representa un aumento interanual del 1,6 %. La mejora de las perspectivas de este mes está relacionada en gran medida con las cosechas de cebada y sorgo.

Debido sobre todo a la mejora de las perspectivas de rendimiento en Australia, el pronóstico relativo a la producción mundial de cebada se ha visto incrementado en 1,9 millones de toneladas, hasta alcanzar los 149,3 millones, aunque sigue siendo un 6,7 % inferior al de 2020. Del mismo modo, ha aumentado el pronóstico de la producción mundial de sorgo, aunque de forma moderada, y se espera que la producción mundial alcance los 65,2 millones de toneladas en 2021, lo que representa un aumento interanual del 7,6 %, cuya revisión intermensual está vinculada principalmente a un aumento de la estimación de la superficie sembrada de sorgo en los Estados Unidos de América. El pronóstico para la producción mundial de maíz se mantiene prácticamente sin variaciones, esto es, situándose en los 1 192 millones de toneladas, un 3 % más que el año anterior.

La revisión al alza del pronóstico de producción para los Estados Unidos, respaldada por un aumento de las expectativas de rendimiento en los estados orientales, se vio compensada por un pronóstico más bajo para la Unión Europea, donde las condiciones meteorológicas secas de los países orientales han rebajado las perspectivas de rendimiento. La previsión de la FAO sobre la producción mundial de arroz en 2021 se ha ampliado en 617.000 toneladas, ubicándose en 520 millones de toneladas (arroz elaborado), lo que supone un aumento del 1,3 % respecto del récord absoluto de 2020.

La última revisión refleja principalmente unas expectativas más optimistas sobre la principal cosecha de la India, si bien una menor incidencia de la sequía y las inundaciones también ha aumentado las perspectivas para China (continental) y Tailandia. Por el contrario, las perspectivas para Pakistán y Malí son bajas debido a los retrasos en la siembra causados por las limitaciones del abastecimiento de agua, que en el caso de Malí se sumaron a los problemas relacionados con la inseguridad. Las expectativas de una mayor pérdida de superficie también han provocado una reducción aún mayor del pronóstico para los Estados Unidos de América.

De acuerdo con el pronóstico actual, la utilización mundial de cereales en 2021/22 ascenderá a 2.811 millones de toneladas, esto es, 2,7 millones de toneladas más que en septiembre, y 49 millones de toneladas (un 1,8 %) por encima del nivel de 2020/21. El pronóstico relativo a la utilización total de trigo se ha incrementado en 1,6 millones de toneladas respecto de lo comunicado en el informe anterior, ubicándose en una cifra récord de 779 millones de toneladas, que supera en un 2,4 % el nivel estimado respecto de 2020/21 (18,6 millones de toneladas). A pesar de que el consumo de alimentos representa la mayor parte de la utilización total del trigo, el crecimiento previsto para 2021/22 obedece en gran medida a un aumento previsto del 6,4 % en el uso de trigo para piensos, especialmente en China, los Estados Unidos, la Unión Europea y el Reino Unido, impulsado por una fuerte demanda y unos precios elevados de los cereales secundarios.

Según los pronósticos, la utilización total de cereales secundarios en 2021/22 ascenderá a 1 513 millones de toneladas, es decir, un aumento de 2,1 millones de toneladas respecto al informe de septiembre y un 1,4 % (o 20,6 millones de toneladas) por encima del nivel de 2020/21. Teniendo en cuenta la mayor parte de la revisión al alza de este mes y el aumento interanual de la utilización total de cereales secundarios, el pronóstico de utilización de maíz en 2021/22 ha aumentado en 1,5 millones de toneladas, hasta alcanzar los 1.197 millones de toneladas, lo que apunta a un probable aumento del 2,0 % (23,5 millones de toneladas) con respecto al nivel de 2020/21.

Mientras que también se prevé que la utilización del sorgo aumente en 2021/22 (en un 3,1 % o 2,0 millones de toneladas), la utilización de la cebada disminuirá (en un 1,6% o 2,5 millones de toneladas) con respecto a su nivel récord de 2020/21, debido a las expectativas de una menor demanda industrial y de piensos en América del Norte y Europa. En consonancia con las revisiones del pronóstico de utilización para la India, la FAO ha rebajado su previsión de utilización mundial de arroz en 2021/22 en casi 1 millón de toneladas, ubicándose en 520 millones de toneladas. A pesar de la revisión, la estimación apunta todavía a que la utilización total de arroz en el mundo crecerá en 2021/21 un 1,8 %, hasta alcanzar un máximo histórico. Se espera que el aumento obedezca a una expansión anual del 1,6 % en el caso del uso alimentario, complementado por un aumento del 10,4 % en el caso del uso como pienso.

Existencias mundiales de cereales

El pronóstico relativo a las existencias mundiales de cereales al cierre de las campañas de 2022 se ha incrementado en 8,9 millones de toneladas desde el mes pasado, situándose en 817 millones de toneladas, pese a lo cual seguiría representando 3,0 millones de toneladas (un 0,4 %) menos de sus niveles de apertura.

El aumento del pronóstico de este mes para las existencias finales se traduce en un pequeño aumento de la relación entre las existencias de cereales y su utilización en 2021/22, esto es, del 28,4 %, cifra ligeramente inferior al coeficiente de 2020/21 (del 29,2 %), pero que indica un nivel general cómodo. Sin apenas cambios este mes, se prevé que las existencias mundiales de trigo disminuyan un 0,9% (2,6 millones de toneladas) con respecto a su nivel de apertura, situándose en 284 millones de toneladas, y que la mayor parte de las reducciones se concentren en el Canadá, la Federación de Rusia y los Estados Unidos, como consecuencia de la previsión de una caída de la producción.

El pronóstico de la FAO relativo a las existencias mundiales de cereales secundarios ha sido revisado al alza este mes en 7,1 millones de toneladas, sobre todo por el aumento previsto de las existencias de maíz en China y los Estados Unidos. Pese a estas revisiones, se sigue estimando que las existencias mundiales de cereales secundarios sufrirán un ligero descenso en 2021/22, de un 0,4 % (1,5 millones de toneladas) por debajo de sus niveles de apertura, debido a la disminución prevista de las existencias mundiales de cebada por la reducción de la producción mundial.

Existencias mundiales de maíz

En cambio, las existencias mundiales de maíz se recuperarán ligeramente desde el nivel más bajo de los últimos seis años, aumentando un 1,0 % (2,8 millones de toneladas) hasta alcanzar los 288 millones de toneladas en 2021/22. Como consecuencia, principalmente, de las perspectivas de una acumulación aún mayor en los exportadores de arroz (particularmente en la India), las existencias mundiales de arroz al cierre de las campañas de comercialización 2021/22 se sitúan ahora 1,1 millones de toneladas por encima de sus niveles de apertura, con un nuevo máximo de 187 millones de toneladas.

El último pronóstico de la FAO sobre el comercio mundial de cereales en 2021/22 se ha incrementado en 7,4 millones de toneladas, ubicándose en 473,2 millones de toneladas, aunque sigue mostrando una pequeña contracción de un 0,3 % (1,6 millones de toneladas) respecto al nivel de 2020/21.

El pronóstico de las exportaciones mundiales de trigo en 2021/22 (julio/junio) es de 188 millones de toneladas, permaneciendo cerca del nivel récord de 2020/21, tras una revisión al alza de 2,9 millones de toneladas, sobre todo debido a una mayor demanda de importaciones en Nigeria y varios países asiáticos. Se prevén unas ventas mayores de las pronosticadas anteriormente para Australia, la Unión Europea y Ucrania, gracias a la mejora de las perspectivas de producción, que compensan con creces un pronóstico de exportación menor para la Federación de Rusia.

En cuanto a los cereales secundarios, a pesar de la revisión al alza de 2,7 millones de toneladas de este mes, se espera que el comercio en 2021/22 (julio/junio) se mantenga por debajo del nivel de 2020/21 en un 1,3 % (3,1 millones de toneladas), con un pronóstico de descenso tanto para el comercio de maíz como de cebada. El pronóstico de la FAO sobre el comercio mundial de maíz ha aumentado este mes debido al aumento previsto de las importaciones del Canadá y la República de Corea para satisfacer una mayor demanda de piensos; no obstante, todavía apunta a un descenso del 1,3 % (2,5 millones de toneladas) respecto a su nivel récord de 2020/21, con una caída de las exportaciones del Brasil y los Estados Unidos que eclipsa un aumento de las ventas de Argentina y Ucrania. La reducción de la demanda de Marruecos y China como consecuencia de la amplia oferta interna, con un aumento de la producción en el primer país y tras un año de elevadas importaciones en el segundo, hacen prever un descenso del comercio mundial de cebada en 2021/22 del 6,7 % respecto al nivel récord de 2020/21. Tras una revisión al alza de 1,8 millones de toneladas desde septiembre, se prevé que el comercio mundial de arroz alcance los 50,2 millones de toneladas en 2022 (enero-diciembre), frente a la previsión revisada de 49,2 millones de toneladas para 2021.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

17 + 16 =