Las cuatro tendencias más destacadas en alimentación deportiva

Productos alternativos con menos azúcar, alimentos con más proteínas, el etiquetado limpio y los complementos nutricionales, según AINIA

La alimentación o complementación deportiva está creciendo exponencialmente en los últimos años. AINIA, el Instituto Tecnológico para la Alimentación, ha concretado cuatro macrotendencias.

Menor contenido en azúcar

Los alimentos deportivos con menor contenido en azúcar, en concreto, la búsqueda de fuentes alternativas a la hora de elaborar estos productos es una tendencia destacada en la denominada alimentación o complementación deportiva, según la jefa del departamento de Tecnologías de Producto y Procesos de AINIA, Encarna Gómez. Muchos productos de nutrición deportiva y de rendimiento presentan perfiles de sabor dulces e indulgentes: hay margen para explorar sabores alternativos menos dulces, según el informe Mintel de 2020.

Etiquetado limpio

Encarna Gómez identifica el etiquetado limpio como la segunda macrotendencia. Se trata de productos con menos aditivos, con ingredientes más naturales y alimentos menos procesados, como barritas o batidos energéticos, donde, según Mintel (informe 2020), “se busca fórmulas más sencillas y con un número limitado de ingredientes, algo que debe destacarse en el envase. A nivel global, las recetas de las barritas tienen fama de ser demasiado procesadas”.

Consumo de proteínas

Gómez destaca la importancia que está tomando el consumo de proteínas entre deportistas. En este sentido, señaló la búsqueda de nuevas fuentes proteicas como tercera macrotendencia. Y en concreto, a la tendencia a la sustitución de proteínas de origen animal por proteínas vegetales. Esto es debido, según la jefa del departamento de Tecnologías de Producto y Procesos de AINIA, “al crecimiento de este tipo de productos con alta concentración de proteínas para consumidores veganos o por la preocupación en la búsqueda de fuentes de proteínas más sostenibles”.

Complementos nutricionales

El informe Mintel 2020 subraya además que “las proteínas siguen siendo muy demandadas por los usuarios de barritas, lo que ofrece a las marcas la oportunidad de diferenciarse de sus competidores, explorando fuentes de proteínas alternativas”. 

Por último, la búsqueda de funcionalidades saludables adicionales, por ejemplo, los antioxidantes, el refuerzo del sistema inmune o la salud digestiva, es otra de las tendencias que se identifican desde AINIA. “Viene a complementar a los anteriores alimentos para deportistas, como un refuerzo de funcionalidad nutricional adicional”, explica Encarna Gómez.

Cómo mejorar el aporte proteico a través de la tecnología

Para Encarna Gómez (AINIA) detrás de estos desarrollos existe mucha base técnica y científica: diferentes tecnologías que permiten no sólo obtener nuevas fuentes de proteínas o ingredientes, sino transformarlos e incorporarlos a los productos alimenticios, así como procurar que sean correctamente absorbidos por el organismo.

En concreto, Encarna Gómez pone como ejemplo la colaboración en el proyecto FEDER IVACE PROALT II con la empresa Trillions donde se utilizó harina de Tenebrio (gusano de harina) como fuente alternativa proteica. Con esta harina se trabajó en su desgrasado para mejorar la concentración de proteínas: se logró aumentar de un 55 %, pasando a un 80 %. Para ello, “utilizamos extracción con CO2 supercrítico, una tecnología de extracción limpia”, además se logró eliminar parte de la fracción de grasa mejorando su percepción organoléptica, mejorando su sabor y olor.

Además, en este proyecto se trabajaron concentrados de proteínas a través de procesos de extrusión, para obtener nuevos formatos de ingredientes. Esta tecnología permite, además, mejorar la digestibilidad proteica y eliminar antinutrientes. “Las proteínas están constituidas por cadenas de aminoácidos, que son absorbidos por el organismo. La extrusión es una tecnología donde se aplica presión y temperatura con la que se logra modificar las cadenas de aminoácidos, mejorando su absorción por el organismo y por tanto mejorando la digestibilidad proteica”, explica Encarna Gómez. La comprobación de su correcta absorción por parte del organismo se llevó a cabo gracias al Digestor Dinámico in vitro de AINIA que simula todo el proceso digestivo.

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte − 7 =