Reactivar el mercado del vino tras la pandemia, principal objetivo de bodegas y cooperativas de Castilla-La Mancha en la Feria del Granel

Los expositores castellano-manchegos reconocen que había mucha incertidumbre semanas atrás sobre la celebración de la feria

La Incertidumbre y las muchas dudas previas a su celebración han quedado disipadas durante el desarrollo de la World Bulk Wine Exhibition (WBWE) de Ámsterdam. Así lo consideran los productores de Castilla-La Mancha, bodegas y cooperativas que han participado este año en la feria internacional del vino a granel, que ha superado las expectativas que había a causa de la situación pandémica que hay actualmente en Holanda.

“Este año ha habido un poquito menos de actividad con respecto a otros años, lo que es lógico teniendo en cuenta que hay países que tienen cerradas sus fronteras como Alemania o China. Razón por la que bodegas y compradores habituales en la feria no han podido acudir en esta ocasión, pero las medidas son acertadas y se ha podido venir con total seguridad”, explicaba Jesús Julián Casanova, presidente de Bodegas El Progreso de Villarrubia de los Ojos y Vidasol, quien acudió a la feria con representantes de Los Pozos de Daimiel y de Oleovinícola Campo de Calatrava, que también forman parte de este grupo de cooperativas de segundo grado.

“Desde el primer día hemos tenido muchas visitas al stand, sobre todo de profesionales. Es cierto que hay menos gente, pero todo el que viene, viene realmente interesado en hacer negocio. Además, ya teníamos concertadas algunas visitas previas a través de la plataforma VMarket, lo que ha facilitado mucho establecer contactos este año”, señalaba Casanova.

Enrique Cepeda, director general de Virgen de las Viñas, reconoce que, a pesar de las dudas, la jornada ha transcurrido “bastante bien”. “Lo mejor de esta feria es ver que la gente tiene ganas de volver a la normalidad, volver a reunirse, porque el mundo del vino necesita encuentros físicos”, explicaba.

En cuanto a la cosecha de este año, Cepeda señala que, aún a pesar de perder producción, los precios se han elevado, lo cual es positivo para el agricultor. “Hay un poco de incertidumbre por la situación de los mercados de materias primas y la situación de los transportes internacional y el COVID, pero la merma de cosecha ha equilibrado oferta y demanda, y el mundo está empezando a funcionar de nuevo”, comentaba.

Balance positivo

La directora general de la WBWE, Otilia Romero de Cóndes, confesaba estar muy agradecida a todos los expositores de más de 15 países y a los 4.000 visitantes de 57 países que “en época COVID” han decidido acudir a la feria para hacer negocio y ofrecer sus vinos. “A la organización nos preocupaba que aquellas inscripciones que ya teníamos de compradores interesados no decidieran venir, pero finalmente esta primera feria presencial de vino que se celebra este 2021 ha sido todo un éxito y ya estamos comercializando la del próximo año”, explicaba.

Así mismo, Otilia Romero adelantaba que están preparando una nueva feria en California, prevista para primeros del mes de junio de 2022.

Sobre la WBWE

Un total de 262 empresas de 24 países productores han participado hasta hoy en la 13 edición de la World Bulk Wine Exhibition, entre ellos 70 bodegas de Castilla-La Mancha.

El sector del granel genera el 40% del vino que se exporta a nivel mundial, una cifra que representa un valor de más de 3.000 millones de euros y de la cual un porcentaje importante se negociará este lunes y martes en el RAI de Ámsterdam en el marco de la World Bulk Wine Exhibition, WBWE.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

15 + uno =