Piden que se controlen los topes de producción de uva en Castilla-La Mancha

Desde UPA, y reducirlos más si fuera necesario

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Castilla-La Mancha ha explicado en rueda de prensa el momento que atraviesa el sector vitivinícola en la región. Alejandro García-Gasco Alcalde, responsable de Vino de UPA, ha comentado las situaciones por las que ha atravesado el sector del vino como los efectos de la pandemia, del Brexit o las relaciones comerciales con Rusia indicando que, de cara al futuro, el sector del vino necesitaría medidas efectivas y diseñadas para hacer frente a situaciones como las vividas.

Con la mirada puesta a nivel nacional, García-Gasco ha indicado que “hemos pedido al Ministerio de Agricultura, y a las Comunidades Autónomas, que se controle los topes de 18.000 kilos para tintas y 20.000 kilos para blancas. Y si fuera necesario, ser más ambicioso y reducirlo aún más”. El responsable de Vino ha indicado que es necesario, junto a la medida mencionada, controlar el rendimiento de vinificación por kilo de uva, “una buena medida, junto con el control del fraude en el sector del vino”.

Asimismo, ha indicado que, una vez aprobada la Política Agraria Común (PAC), y pendientes de la aprobación del Plan Estratégico, UPA ha solicitado que en el Plan Intersectorial del Vino se recoja la medida de inversiones en explotaciones vitícolas. “Vemos como una necesidad para sufragar el incremento de los costes que vamos a tener los viticultores para cumplir con las exigencias medioambientales para cumplir con la futura estrategia de la Granja a la Mesa y hacer frente a los retos del cambio climático de las explotaciones profesionales vitícolas”.

Una vez conocida la ficha financiera del Plan Intersectorial del Vino, “nos sorprende que la promoción aumente de 49 a 55 millones de euros, que las inversiones para bodegas y cooperativas se incrementen en la misma cuantía y que la única línea que va a viticultores, se reduzca de 77 millones actuales a 60 en un futuro”. Esto unido a la medida de no inclusión de la línea de inversiones en explotaciones vitícolas que no aparece siquiera incluida en el presupuesto. Es por ello que, desde UPA, se exige un programa que mire más a los viticultores profesionales.

 

Publicidad

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

cinco × 2 =