En 2022 se monitorizará el 100% de las parcelas benefactoras de ayudas de la Política Agrícola Común (PAC)

En el ámbito de los controles de las ayudas además de la utilización de la monitorización se potenciarán todas aquellas herramientas que reduzcan el tiempo que el agricultor tenga que dedicar a atender los requerimientos de la administración (controles remotos, fotos geoetiquetadas, etc.)

SIGPAC

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación tiene en información pública, hasta el 4 de febrero de 2022, su Plan Estratégico para la Política Agrícola Común (PAC) 2023-2027.

En uno de sus apartados recoge la simplificación y reducción de la carga administrativa, indicando que la puesta en marcha de la nueva PAC a partir de 2023, pasando de un modelo basado en el cumplimiento de criterios de elegibilidad, a un modelo basado en la consecución de determinados indicadores de rendimiento traerá consigo cambios importantes en los sistemas de gestión de las ayudas.

Este es el germen del nuevo Sistema de información de Explotaciones Agrarias (SIEX), que tiene la vocación de dar servicio no solo para la gestión de la PAC, sino a todo el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación como apoyo a la gestión de todas sus políticas sectoriales agrícolas y ganaderas así como a los propios agricultores y ganaderos que verán simplificada su relación con la administración y podrán reutilizar para su gestión empresarial toda la información que sobre sus explotaciones disponga el sistema. El SIEX también dará servicio al cumplimiento y seguimiento de las estrategias “de la granja a la mesa” y de biodiversidad, dentro del pacto verde.

Por otro lado, el Sistema de Monitorización de Superficies (SMS) que se basa en el uso masivo de imágenes satélite (fundamentalmente de la constelación SENTINEL del programa COPERNICUS), procesadas mediante algoritmos de inteligencia artificial, para el seguimiento de la actividad agraria es una herramienta que va a ser una pieza clave para el seguimiento de las políticas y la información que va a generar va a poder aportar un valor añadido muy importante para la gestión de las explotaciones.  Dicho sistema ya se está poniendo en marcha en España con un objetivo de control. Se prevé que en 2022 se monitorice el 100% de la superficie declarada de España.

SIGPAC

Por último, también el Sistema de Identificación de Parcelas Agrícolas (SIGPAC), que ha sido la base del sistema de declaración de las superficies que cobran ayudas de la PAC durante los últimos 15 años, debe adaptarse a las nuevas necesidades de la PAC post2020 y de las explotaciones agrarias. El SIGPAC sigue siendo la base para que la declaración de superficies actualmente y la actualización del SIEX en el futuro, se haga adecuadamente.

Ventanilla única

En definitiva, esta transformación de los mecanismos y herramientas para disponer de la información adecuada para el seguimiento de las explotaciones agrarias conllevará un punto de inflexión fundamental en el modo en que el agricultor se relaciona con la administración. Por un lado, se avanzará en el concepto de “ventanilla única”, con un único sistema informático que le permita actualizar información de las bases de datos y registros de la administración, así como obtener toda la información de la que dispone la administración respecto a su explotación.

Por otro lado, se simplificará y se disminuirá la carga administrativa relativa a dicha explotación especialmente en lo que se refiere a la gestión de las ayudas de la PAC, asegurando los fondos y minimizando tanto el riesgo de sanciones para el agricultor como de correcciones financieras para las administraciones. Y finalmente se impulsará la digitalización del sistema agrario español a través de herramientas integradas en el sistema y que orientaran al agricultor para producir alimentos de una forma sostenible y eficiente, minimizando el impacto sobre el medio ambiente y el cambio climático. A todo lo anterior hay que sumar la mejora del conocimiento del sector agrario español y un mejor seguimiento de su evolución, permitiendo un mejor diseño de las políticas orientadas al mismo.

En el ámbito de los controles de las ayudas además de la utilización de la monitorización, que permitirá un control más amplio y eficiente de las ayudas que se pagan por hectárea, evitando las situaciones de fraude con una menor carga administrativa, se potenciarán todas aquellas herramientas de control que reduzcan el tiempo que el agricultor tenga que dedicar a atender los requerimientos de la administración (controles remotos, fotos geoetiquetadas, etc.).

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × uno =