Espera una campaña de precios justos y estables para el sector del aceite de oliva

Desde UPA-UCE Extremadura

recolección de la aceituna

UPA-UCE Extremadura espera que los precios del aceite de oliva se consoliden “de una vez por todas” este año teniendo en cuenta la tendencia al alza de los precios que se registró en el anterior ejercicio.

Desde la organización agraria destacan los buenos resultados obtenidos en una cosecha que se encuentra avanzada en la región. “Podemos hablar de una buena campaña en todos los aspectos, con una cantidad superior y una calidad excelente”, señala el secretario de olivar de UPA-UCE, Antonio Prieto. Por ello, Prieto espera que la buena tendencia de campaña se vea reflejada en unos precios justos y estables en el tiempo.

Para UPA-UCE, la consolidación de los precios del aceite de oliva será “la única garantía de rentabilidad” que puedan tener los agricultores extremeños en esta campaña. Desde esta organización agraria destacan el “buen comportamiento de los mercados” en una situación de precios más altos y fijan la prioridad en su consolidación.

Cabe recordar que Extremadura se mantiene como la tercera región productora de aceituna, detrás de Castilla la Mancha y Andalucía, y es la segunda región productora de aceituna de mesa por detrás de Andalucía.

Sin embargo, esta organización agraria también se muestra muy preocupada por el gran aumento de los costes que tienen que afrontar los productores de aceite que dejan “poco margen” al sector para que pueda sobrevivir. “Será fundamental alcanzar unos niveles de precios que permitan cubrir los costes de producción y que, además, se mantengan en el tiempo y no solo a corto plazo”, mantiene Prieto.

Campaña 2020/2021 y mercados

La campaña 2020/2021 se cerró con 1,6 millones de toneladas de producción, alcanzando niveles de comercialización próximos al récord del periodo 2013/2014, según el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

El mercado interior también se recuperó con un total de 551.000 toneladas y las exportaciones superaron el millón, empujadas por la suspensión en marzo de los aranceles de Estados Unidos sobre productos agroalimentarios españoles.

“Los datos de la pasada campaña evidencian un cambio de tendencia hacia un mayor consumo y también a un aumento de las exportaciones, por lo que se tiene que absorber la producción para que los precios sean lo más rentable posible”, apuntan desde UPA-UCE Extremadura.

 

Publicidad

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

dos × cuatro =